Ante la presencia de bancos de niebla y neblina en las rutas del territorio santafesino, la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), dependiente del Ministerio de Seguridad, solicita que de ser posible se evite emprender viajes bajo estas condiciones climáticas y, de ser inevitable, se tengan en cuenta las siguientes recomendaciones:

>> Encender siempre las luces bajas y las luces antiniebla; asimismo se aconseja no usar luces altas ya que puede encandilar a otros conductores o generar un efecto de espejo y acortar el campo visual

>> Reducir la velocidad al ingresar a un banco de niebla pero no de manera brusca sino en forma paulatina y aumentar la distancia con el vehículo de adelante

>> Al transitar por un banco de niebla no encender las balizas. Un automóvil con balizas en la ruta significa “detenido”, pudiendo ocasionar siniestros para conductores que no prevén su movimiento

>> Detenerse solo si se dispone de una zona segura. Además, si se ven dos “V” invertidas, se recomienda no superar los 60 kilómetros por hora. Si se percibe una sola “V”, no se deben sobrepasar los 40 kilómetros por hora

>> Evitar los adelantamientos

>> Mantener limpios los parabrisas

>> Revisar el buen funcionamiento de los frenos

La niebla es uno de los factores climáticos más riesgosos para la conducción ya que disminuye dramáticamente la visibilidad y requiere del conductor una extrema atención y dominio de la situación antes de ingresar a un banco de niebla y mientras se transita dentro de él.