El derecho a la salud está consagrado constitucionalmente y la Ley 26529 establece claramente el derecho de los pacientes a recibir la asistencia de los servicios de salud, sin menoscabo ni distinción alguna.

Por otra parte, el INSSJyP (PAMI) tiene la indelegable responsabilidad de garantizar la cobertura de la atención de la salud de los jubilados en todo el país.

Ese derecho de nuestros jubilados a ser asistidos, y la responsabilidad del PAMI de garantizar esa cobertura, se materializa cuando los jubilados tienen efectiva accesibilidad a todos los servicios de salud que requiera y que se encuentren disponibles en el lugar en el que viven.

Esto hoy no ocurre en la Ciudad de Firmat. Por la falta de acuerdo comercial entre una empresa privada de salud y el PAMI, y el desinteres de otros efectores de salud privados existentes en la ciudad, los jubilados solo pueden “mirar con la ñata frente al vidrio” la existencia de camas para internación que no pueden utilizar, equipamiento médico a los que no pueden acceder, y especialistas a los que no pueden concurrir.

La “barrera esta baja” y nuestros jubilados deben sufrir las penurias de los viajes riesgosos por la ruta 33, las complicaciones familiares que se originan cuando deben internarse en Venado, y la incertidumbre que origina la saturación que soporta el sistema de salud en esa ciudad distante 60 km de aquí.

Las responsabilidades de que esto suceda son múltiples y la situación es compleja, lo reconocemos y lo entendemos, pero nuestro reclamo debe ser firme, claro y concreto…

Reclamamos que todos los jubilados de Firmat tengan acceso oportuno a los servicios de salud públicos y privados existentes y disponibles en nuestra ciudad.

Que se alcen las barreras!

Que nuestros jubilados puedan resolver sus problemas de salud en la ciudad en la que viven y que las derivaciones sean sólo una excepción para casos que lo ameriten por su complejidad o gravedad.

Es necesario que todos los actores sociales vinculados a este tema, colaboren en paliar la actual situación que viven los jubilados, y en este sentido señalar que:

 Les cabe a los médicos de cabecera, que asuman el mayor compromiso posible con sus pacientes, conteniéndolos, acompañándolos en este trance, mitigando la angustia de algunos y evitando incertidumbres a otros.

 El Hospital y su personal se ha comprometido con desplegar y ofrecer sus servicios a los jubilados sin desatender a otros ciudadanos que habitualmente concurren al efector publico, y ha sido alentadora la visita del Ministro de Salud de nuestra Provincia, que -si bien negó toda posibilidad de habilitar nuevos servicios en el SAMCo- comprometió reforzar los servicios existentes con recurso humano y económico, a la vez que se compromete la gestión de camas para las derivaciones.

 También se reconoce el compromiso de la dirigencia política que acompaña el reclamo de los jubilados intercediendo con las autoridades del PAMI y de la Provincia.

Pero esto resulta aún insuficiente para alcanzar el objetivo de que todos los jubilados de Firmat tengan pleno acceso a los servicios de salud existentes en la ciudad de Firmat. Que no haya más barreras de acceso que impidan el paso .. que se alcen las barreras.

Para esto es necesario participación y movilización de la comunidad, decisión política de nuestros dirigentes, responsabilidad social de los empresarios de la salud, presencia de autoridades sanitarias, sensibilidad de los trabajadores de la salud y la inquebrantable voluntad de los propios jubilados.