Hace poco que se inició esta nueva etapa en Vassalli Fabril, con un gerenciamiento a cargo de un grupo de concesionarios que lo tiene a usted como presidente. ¿Cómo describiría la actualidad de la fábrica?

La verdad que la situación hoy no es lo óptima que nosotros quisiéramos pero avanzamos bastante si tenemos en cuenta que hace unos meses la situación realmente era muy crítica. Hoy por hoy, la planta está produciendo cada día mas, los concesionarios respondieron, los usuarios también. La planta no está trabajando al 100% de su capacidad porque eso va a llevar un tiempo pero estamos trabajando con las horas normales, con los sueldos al día, vamos comprando los elementos paso a paso porque tampoco podemos comprar a gran escala porque significa  inversiones millonarias pero tratamos de que no falte nada para que de a poco vayamos rompiéndonos al nivel que tiene que estar.
Algo que nos tenía preocupados era la refinanciación de la deuda con el Banco Nación, eso ya se logró, está todo acordado y falta terminar la papelería. En general, el panorama que teníamos hoy es alentador y pensamos de a poco levantarla a los mejores niveles.

En este nueva etapa, ¿está la proyección de diversificar la producción?

Hay proyectos de hacer otros productos. Acrecentar los contratos que hay con Ferrocarriles Argentinos porque Vassalli es proveedora del Estado y, en este momento, está haciendo partes a ferrocarriles con contratos chicos pero pensamos que eso puede llegar a incentivarse, acrecentarse.
Estamos pensando en fabricar nuevos productos para que ayuden a sostener el gasto fijo que realmente es muy grande y en este momento todo depende de la cosechadora. Entonces, cuando hay un momento en el país en que caen la venta de cosechadoras, la fábrica empieza a tener problemas. Queremos hacer elementos que sean para el campo también y algunos que no para que si el campo comienza a tener problemas, tengamos posibilidades de ubicar otros productos que no dependan de un solo sector.

¿En este nuevo esquema se piensa dar prioridad al mercado interno, a la exportación o se va a tratar de cubrir las dos demandas?

Se va a dar prioridad a todo.  Todo sirve, todo ayuda, todo se complementa y todo en función de cubrir el gasto operativo que tiene que no es poco el gasto mensual que se tiene.
Si bien con la exportación el porcentaje de ganancia en este momento que tenemos un sistema de cambio  que no conviene tanto, sí ayuda a sostener el gasto fijo.
No descartamos exportar, no descartamos importar y ensamblar alguna otra cosa porque queremos que en la estructura sea una fábrica sostenida en el tiempo.

En relación a la deuda que existía con los trabajadores y el convenio que se acordó, ¿cómo se está llevando adelante?

Los trabajadores están con el sueldo al día,  normalmente cobrando el dia correcto y con lo que la fábrica les debía del año pasado se hizo un programa  de 12 cuotas que van cobrando mes a mes y ya están cobrando entre la cuarta y quinta cuota.
También se arregló  una deuda que había con la Empresa Provincial de la Energía (EPE) El costo de la refinanciación no es lo conveniente que por ahí hubiésemos querido pero  ellos hicieron lo mejor que pudieron, con el mejor plan que tenían de 60 cuotas.
Estuvimos reunidos con el ministro Contigiani quien va a tratar de ayudarnos a conseguir un crédito blando. Estamos muy agradecidos a la EPE, al intendente que siempre nos da una mano con las reuniones que tenemos, al Banco Nación que accedió a refinanciar y a todos los proveedores, usuarios y concesionarios que han tenido confianza en nosotros. Vemos que hay una onda bastante positiva para que Vassalli recupere el protagonismo que tenía y se consolide en el tiempo.

¿Cómo ve la situación actual del campo y, en ese marco, cómo se ubica el resurgir de Vassalli?

Es una opinión personal la que te voy  a dar. Todos vemos que el campo anda un poco mejor. Pienso que al haber sacado las retenciones al trigo y al maíz, va haber mucha más cantidad de hectáreas sembradas por lo tanto van hacer falta más cosechadoras tractores, sembradoras, más elementos para trabajarlas. Creo que en el futuro el campo va a ser un protagonista importante para el país.
Y detrás del  proyecto que tiene el gobierno que piensa que el campo va a ser un jugador importante, nosotros tenemos que estar atentos y aprovechar esta ola que es favorable o propicia para que  se siembre más cantidad de hectáreas. Yo creo que va ser muy bueno, que vienen momentos muy buenos para el país si bien hoy son bastante duros .
Si nos manejamos bien, tanto en la fábrica como en el país,  vamos salir adelante y en unos años vamos a tener mejores oportunidades. Es la sensación personal que tengo en este momento, mejores oportunidades en el mundo y para todos los argentinos.

¿Cuántos empleados tiene hoy la fábrica?

En este momento tiene 527 empleados. Demás está decir que Mariana (Rossi Vassalli) siempre estuvo al lado nuestro aconsejando y ayudando. En el gerenciamiento que hicimos en esta primera etapa hasta después hacernos cargo de la fábrica, siempre estuvo a pedido de ella que no se despida a ningún empleado, que se mantenga la planta.
Esta fábrica está sobredimensionada en la cantidad de empleados por eso la búsqueda de hacer otras nuevas cosas para darle trabajo a la gente y ojalá en el futuro necesitemos más trabajadores para ocupar más gente, para darle más movimiento y mejor calidad de vida a la ciudad.

En los últimos años, se habló de una capacidad ociosa importante, con poco trabajo para muchos empleados. ¿Cuál es hoy la realidad?

Está sobredimensionada una parte. Hay 252 trabajadores directos en planta y el resto son indirectos y están en áreas como administración, desarrollo o atienden líneas. En una fábrica normal, lo lógico es que los indirectos sean la mitad de los que están en línea de producción. En este caso serían 125 . Ahi seria donde está sobredimensionado, con unos 130 trabajadores demás. Pero vuelvo a repetir, fue una promesa el que no se iba a tocar a ningún empleado y vamos a mantener lo prometido tratando de generar un poco más de otra cosa para poder solventarlo.