El rector de la UNR, Darío Maiorana, se reunió con funcionarios en Venado Tuerto. Evalúan la instalación de un Centro Regional Universitario y la creación de un Centro de Investigación de Tecnología de Semillas.

Cumpliendo una nutrida agenda en la ciudad, el rector de la Universidad Nacional de Rosario (UNR), Darío Maiorana, estuvo en el Palacio Municipal donde fue recibido por el intendente José Luis Freyre y miembros de su gabinete, en un encuentro del que participaron los diputados provinciales Darío Mascioli y Maximiliano Pullaro, y la secretaria de Cultura de la UNR, Marta Varela.

En la oportunidad, el titular de la casa de altos estudios recibió un presente de manos del intendente sobre Cayetano Silva y la Marcha San Lorenzo, y luego debatieron sobre los alcances del convenio celebrado hace cuatro años entre la Municipalidad y la Universidad, que permitirá desarrollar una serie de proyectos.

Para nosotros es un honor recibir al rector Maiorana, con quien estamos en contacto desde hace mucho tiempo y a partir del convenio celebrado surgió una relación de trabajo y complementación permanente entre nuestra comunidad y la Universidad. Además le expresé mi apoyo a las actividades que se vienen sosteniendo desde el Rectorado, por la apertura de la Universidad y la mejora en la calidad de la educación pública superior”, manifestó Freyre tras el encuentro.

Luego, Maiorana comentó que las partes vienen discutiendo un proyecto para gestar un Centro Universitario Regional, con la intención de que se transforme en “una semilla sólida para que en el futuro pueda haber en Venado Tuerto una institución universitaria autónoma”. “Estamos charlando proyectos de generación de carreras, cursos de capacitación, emprendimientos culturales, académicos y científicos. La idea es traer aquí el programa Universidad Abierta para Adultos Mayores. Y por otro lado conversamos con diputados provinciales sobre la creación de un Centro de Investigación de Tecnología de Semillas. La agenda es muy amplia y creo que en los próximos 15 días vamos a estar concretando algunos proyectos”, adelantó el rector.

Posteriormente, enfatizó que en estas acciones la UNR, como parte del Estado nacional, “se asocia con gobiernos locales para estos emprendimientos”, destacando “la apertura y capacidad de gestión de la Municipalidad de Venado Tuerto y de su intendente”.

Sin la pata local, es imposible que estos emprendimientos puedan llegar a realizarse”, siendo importante que “el intendente tenga una concepción política, ideológica y de gestión, que entienda que el gobierno local debe proyectarse a la región y el país. Venado Tuerto tiene una capacidad productiva importante y creemos que juntos podemos potenciar esa capacidad, generando mayor inclusión social y mayor extensión de los derechos ciudadanos”, añadió.

Sobre la Universidad Agraria

Haciendo referencia al proyecto de creación de una Universidad Agraria en Venado, sostuvo que “tal como está presentado, no tiene el marco legal como para ser aprobado y no es el camino adecuado, porque pensamos que el camino adecuado es generar centros universitarios regionales, con la participación de los municipios y las universidades ya establecidas”.

Maiorana, quien ya había fijado su posición en el Consejo Interuniversitario Nacional junto a otros rectores, consideró como propuesta que un proyecto en este sentido “debe ser acreditado por el Estado, con fondos públicos para que las carreras sean gratuitas, y que en un plazo adecuado de cinco o diez años evaluemos la posibilidad de autonomizar este centro”.

Venado Tuerto, en un plazo más corto o más largo, va a tener una tener una institución universitaria autónoma, pero eso no se construye con una ley, ni se hace de la noche a la mañana; eso requiere trabajo, involucrar a la comunidad local, y requiere de las universidades ya consolidadas, que puedan tutelar todo este proceso. Son pasos largos pero necesarios”, completó.

Tras recordar el origen de la UNR como desprendimiento de la Universidad del Litoral y su crecimiento sostenido, Maiorana afirmó que “es importante que la comunidad asuma como necesaria la existencia de una institución de educación superior en su seno”.

Formar recursos humanos, una facultad o una carrera, lleva su tiempo, porque hablamos de algo que va a perdurar. En Rosario tenemos institutos con más de 100 años y tendrán 100 años más. Y la gente sabe que va a encontrar a la UNR en el mismo lugar dentro de 50 o 100 años porque es un emprendimiento serio. Si queremos que ocurra lo mismo en Venado Tuerto tenemos que dar pasos firmes y entender que eso lleva tiempo”, porque indicará que “hubo gente con visión de futuro y que hizo las cosas bien”, remarcó.

FUENTE: MVT