Este jueves,  en el marco de la conciliación obligatoria, se celebró una nueva audiencia entre representantes de Vassalli Fabril y la Unión Obrera Metalúrgica.

Según trascendió mediaticamente, la fábrica de maquinaria agrícola ratificó la decisión de deprenderse de más de un centenar de empleados mediante retiros voluntarios, que el gremio considera “despidos encubiertos”, por lo que no hubo acuerdo y tampoco se extendió la conciliación obligatoria.

“El diálogo está cortado; aunque duela, es así. No tenemos información sobre ningún ofrecimiento que mejore la situación de los trabajadores”, expresó Diego Romero,  secretario general de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), luego del encuentro entre las partes.

Remarcó que la intención de la firma no es otra que “sacar 110 puestos, sumados a los 50 retiros voluntarios” que ya se concretaron desde que comenzó el conflicto en la fábrica, que tenía unos 500 empleados. “Es decir, la reestructuración es achicar el plantel de trabajadores”, señaló el representante del gremio.

La propuesta elevada por la empresa contempla retiros voluntarios para 120 empleados en tres modalidades: el 60 por ciento de la indemnización en 12 cuotas; el 80 % en 24 meses, o el 100 por ciento en 36, según detalló el titular de la firma, Néstor Girolami, en declaraciones que publica la agencia Télam.

Los representantes de la UOM rechazaron la oferta, pero dijeron que será evaluada por los trabajadores en asambleas de la próxima semana, y las partes volverán a encontrarse el 3 de noviembre. Aunque, internamente, consideran agotada la negociación.

Fuente: Rosario3.