SNS

El diputado provincial Oscar Pieroni (FPCyS) visitó días pasados la ciudad de Rufino, acompañado por la asistente Técnica del Nodo Venado Tuerto, abogada María Ana Menghini. En la oportunidad, recorrieron instituciones locales que a fines del año pasado recibieron aportes económicos gestionados por el legislador para llevar adelante diferentes proyectos.

En primer lugar, los funcionarios se dirigieron al Club de Abuelos, una Asociación Civil dedicada a la organización de eventos para la recreación y esparcimiento de personas mayores. “En el mes de noviembre pasado miembros de la Comisión Directiva nos plantearon la necesidad de colocar rejas y concluir el cerramiento exterior para preservar sus instalaciones, por lo que hicimos un aporte económico en este sentido. Las rejas ya fueron compradas y colocadas y ha quedado todo muy lindo”, explicó el diputado, señalando que se trata de una institución prolija, “y da gusto ver la forma en que avanza”.

Pieroni y Menghini fueron recibidos por un grupo de mujeres que llevan adelante las diferentes actividades orientadas a la tercera edad, quienes agradecieron la ayuda económica y les mostraron las instalaciones.

Posteriormente se trasladaron al campo de deportes del Club Pro Educación Física Matienzo, que recibió fondos del legislador socialista destinados a la compra de materiales de construcción para la cantina del predio. Allí aguardaba su llegada el presidente de la institución, Joane Weht, con quien supervisaron los comienzos de la obra.

“Acompañamos a los clubes de todas las localidades porque son espacios de inclusión e integración y sabemos que es aquí donde los niños, adolescentes y jóvenes junto a sus familias apuestan a la convivencia y a la participación”, señaló Pieroni, destacando que “la incansable labor de los dirigentes de clubes es un claro ejemplo de compromiso con sus vecinos; personas que dedican su tiempo y trabajo para llevar adelante la administración y funcionamiento de estos espacios donde la recreación y el diálogo son factores fundamentales para construir una sociedad mejor”.

El predio consta de 5 hectáreas y avanza en la construcción de canchas. Actualmente se utiliza para la práctica de hockey femenino, a la que asisten unas 120 niñas de la localidad y los alrededores.

Antes de retirarse, Pieroni expresó su deseo para que desde la institución se siga convocando a las familias a los fines de “involucrarse, tenderse las manos y asumir un compromiso muy fuerte para garantizar la convivencia. No queremos violencia, y en eso los clubes tienen un rol fundamental”, indicó.