El senador provincial Lisandro Enrico dio una nueva muestra de su interés por acompañar el progreso de las instituciones educativas de la región. En la ciudad de Firmat se reencontró con las autoridades y miembros de la cooperadora de la Escuela 159, a fin de avanzar con un proyecto institucional.

En el lugar, el legislador fue recibido por la directora Olga Pellegrini y representantes de la cooperadora escolar. Este encuentro fue organizado para continuar con la iniciativa de renovar las veredas del edificio educativo, ubicadas por calles San Juan y Santa Fe. Referentes del gobierno municipal y del Concejo asistieron a la reunión con la intención de colaborar.

La Escuela “9 de Julio” tiene 94 años, brinda nivel primario educación y cuenta con una matrícula equivalente a 490 alumnos que a diario ingresan al colegio en búsqueda de mejorar su formación.

Según el presidente del grupo cooperador, José Maretti, el arreglo de veredas es  el próximo desafío que pretende asumir la entidad en el marco de obras. Con el paso del tiempo se generaron roturas en las veredas. En este sentido se plantearon recuperarlas, no solo para nivelarlas, sino también para evitar accidentes.

El costo de la obra será afrontado por el propio establecimiento, por tal motivo se realizan actividades de recaudación. Más allá de este esfuerzo de padres y personal, Lisandro Enrico en su misión de contribuir con este tipo de refacciones (como ha sucedido en escuelas de Venado Tuerto y Rufino), desde el Senado brindó una ayuda con el propósito de poder iniciar los arreglos. La obra también comprenderá la corrección de raíces mediante un tratamiento especial, que permita evitar el brote por debajo de las baldosas.

“La refacción de veredas es una obra que comenzará a realizarse con el esfuerzo de la cooperadora y es una propuesta que cuenta con mi apoyo por su importancia. Cientos de personas la transitan a diario para ingresar o egresar de la escuela, y debemos implementar una solución ante los desniveles ocasionados por las raíces de los árboles públicos. No solo causan daños y deterioros en las baldosas, también suelen ocasionar tropiezos en el caminar de las personas. Realmente es una decisión acertada por parte de las autoridades, el hecho de realizar la remodelación de veredas“, agregó Lisandro Enrico.