Dentro de la iniciativa presentada e impulsada a comienzos de año por el senador provincial Lisandro Enrico y sus asesores, durante las últimas semanas, técnicos integrantes de su equipo de trabajo continuaron acercando capacitación laboral para alumnos que cursan los últimos años en la educación secundaria de adultos –EEMPA-. Por este motivo,  mantuvieron sendos encuentros con un total de 30 empresas de las localidades de Santa Isabel, Villa Cañas, Teodelina, Elortondo y Firmat, para acercar a los estudiantes los programas de entrenamiento para el trabajo y de Inserción
laboral en empresas.

“Ésta es una etapa más del programa de autogestión del empleo que se está llevando adelante con los EEMPA de las localidades mencionadas. En ese paso se acercan herramientas a las empresas para dar posibilidades a que sean ellas quienes formen al personal de manera específica en sus actividades. Luego, efectuar un acompañamiento en la inserción laboral de las personas formadas por la empresa”, explicó en primer lugar el senador Lisandro Enrico, sobre la experiencia.

El legislador, dijo que ésta vez, se acercaron los beneficios en acompañamiento del coordinador del área de Políticas Activas de la delegación Rosario del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación, Guillermo Pinto. Además, enumeró: “Entre otros factores, se describen las actividades a desarrollar durante el proceso de  aprendizaje y se establecen los perfiles de ingreso requeridos y de egreso esperados, la duración y carga horaria de las acciones de entrenamiento para el trabajo, que serán de lunes a viernes de 5 a 22, 4 horas diarias o hasta 20 horas semanales y 6 meses de duración”.

Responsabilidades de la empresa

Dentro del esquema impulsado por el equipo técnico del senador y planteado a las empresas durante los últimos días, se establecieron los siguientes parámetros: Designar un tutor cada 10 trabajadores para acompañar al aprendizaje, entregar un certificado al pasante luego de concluido el proyecto, garantizar una cobertura de accidentes personales y de salud para los trabajadores, y firmar un acuerdo de entrenamiento con quienes se capaciten. Vale señalar que durante el proceso  de aprendizaje no se establece relación laboral entre el trabajador y la empresa, mientras dure el entrenamiento.

Por otra parte, el programa de inserción laboral consiste en un incentivo económico que se aporta durante un período de tiempo determinado para nuevas contrataciones y que las  empresas descuentan del salario a su cargo. En este orden, se abona la diferencia que  corresponda de acuerdo a la normativa aplicable según el convenio colectivo de trabajo.

“La empresa paga los aportes y contribuciones sobre la totalidad del  salario, que son compatible con los beneficios de la Ley N°26.940”, agregó el senador.