Tras la promulgación del Poder Ejecutivo, ya está vigente la ley que permite a las empleadas de la administración pública santafesina –de los tres poderes– pedir licencia por violencia de género.

“Es un herramienta que se suma para poder visibilizar las políticas y prevención de las mujeres víctima de violencia”, dijo Gabriela Sosa, subsecretaria de Políticas de Género de la provincia. Ese organismo estará a cargo de evaluar y justificar los pedidos de licencia por violencia de género, aunque la misma comenzará a ser efectiva al momento mismo de la solicitud.

La licencia que aprobó la Legislatura es por tres días, pero Sosa, en diálogo con el programa Radiópolis de Radio 2, opinó que es poco tiempo y planteó que a futuro se podría ampliar.

“Es interesante que la violencia de género sea una causa para pedir licencia. Antes había un pedido de licencia médica psiquiatrica, lo cual ponía adjetivaciones estigmatizantes para las víctimas. Hay que identificar que la violencia de género es un problema social y político que tiene que ser visibilizado en todos los ámbitos posibles”, enfatizó.

Al tiempo que señaló que se empieza por el Estado pero que la idea es extender esta licencia a los ámbitos privados.

Fuente: Rosario3