En medio de la incertidumbre que existe por estas horas, unos 50 afiliados a Pami se reunieron esta mañana en la sede del Centro de Jubilados para debatir los pasos a seguir respecto a la actualidad de la prestación de la obra social en Firmat.

Tras un extenso intercambio de ideas, se decidió la firma de un petitorio en el que piden soluciones urgentes. Participaron además, Emanuel Marconi (de la UGL 9 de Pami); Silvia Rocha (Nodo 5 de Salud) y Betiana Pellegrini y Griselda Valdecasa (Ejecutivo municipal)

“Desde el viernes que no sabemos nada y estos señores están jugando con la salud de nuestros abuelos” expresó Rosa López, la presidenta de la institución que nuclea a jubilados y pensionados.

“No nos dejemos manejar por otros” pidió y remarcó que la lucha del Centro “no es política”.

“Nos tenemos que juntar, golpear las puertas porque queremos el sí con respeto” insistió.