Los papás de Benicio y Lisandro “Lichu” Zeno compartieron sus experiencias de vida en una charla de sensibilización sobre la donación de sangre y médula ósea.

Además,  se presentó la nueva campaña de sangre y médula ósea, que se realizará el 7 de noviembre en el Centro de Salud “Ramón Carrillo”. La inscripción comenzará el 1° de noviembre en el efector de salud público ubicado en  Bv. Colón 97 Bis, en el horario de 7 a 19 hs, o telefónicamente al 421551.

Previo a la charla, se realizó una conferencia de prensa en la que participaron el intendente Leonel Maximino, el diputado provincial Gabriel Real, el presidente del Concejo Danilo Garziera, concejales, integrantes del gabinete municipal, la coordinadora de Salud del Nodo Venado Tuerto Silvia Rocha y público en general. 

En ese marco, Maximino agradeció “a cada una de las personas que con su trabajo, y su esfuerzo, aportan su granito de arena, y mucho más que un granito de arena, para que la nuestra, sea una comunidad donante. Porque Juan, Claudia, Lichu, ustedes saben bien lo que significa esto, el valor que tiene esa consigna”.

 Y, seguido, expresó: “Seguramente las palabras nunca van a alcanzar a describir lo que han vivido: momentos difíciles, de angustia, tantas dudas, miedos. Pero ustedes pudieron revertir todo eso, y lo convirtieron en esperanza, en vida que se renueva”.

Durante la charla Juan, acompañado por Claudia y su pequeño hijo Benicio, aseguró: Seguir ayudando es la tarea que queremos llevar adelante. Le pedí a Lichu que se sume y así surgió esta charla y la próxima campaña. Y por eso queremos que Firmat esté a la cabeza en cantidad de donantes. Seguimos en la lucha, Benicio está bien, el camino es largo y lo que recibimos lo queremos dar”, destacó.

Por su parte “Lichu” Zeno, quien fue trasplantado de médula ósea por una leucemia, manifestó: Quiero transmitir a la gente que está viviendo una situación similar o con un familiar o amigo cercano, que hoy cáncer no es sinónimo de muerte. Tenemos que cambiar el chip para que enfermedad sea sinónimo de crecimiento, de aprendizaje, de transformación”.

 “Lo más lindo es que podemos tener dentro del cuerpo la salvación para otra persona, que en este momento la está pasando mal. Para que haya más vida, necesitamos que haya más donantes, para que más personas que no tienen donante compatible, encuentre su alma gemela y termine salvando su vida”, continuó.