A primera hora de la tarde de este miércoles, convocados por el Centro de Jubilados y Pensionados de Firmat, unos 120 jubilados de Firmat y pueblos de la región, marcharon hacia las instalaciones del Sanatorio Firmat a dejar un petitorio en el que piden soluciones ante la problemática que atraviesa la prestación del servicio de Pami en la ciudad.

Allí, fueron recibidos por personal de la empresa quienes les explicaron la decisión de la obra social de jubilados y pensionados de dar de baja a la firma como prestador  tras la negativa de la misma de firmar el contrato con una nueva modalidad de contratación.

Al salir del efector, los presentes decidieron convocar a una nueva movilización para el jueves, esta vez, con destino hacia la oficina local de Pami.

Minutos después de la decisión, desde el Centro de Jubilados comunicaron a la prensa que la convocatoria fue suspendida ya que se espera la llegada de representantes de Pami Rosario.