Un joven de 23 años cuyas iniciales son MR comenzará a ser juzgado el próximo miércoles por su participación en un robo cometido en un local comercial de la ciudad de Firmat y por la tenencia indebida de un arma de fuego de guerra. Será en un juicio oral y público a desarrollarse en los tribunales de la ciudad de Melincué.

De acuerdo a lo informado por la Oficina de Gestión Judicial (OGJ), la audiencia inicial comenzará a las 8:30, mientras que el viernes 19 se conocerá la resolución de la jueza Lorena Garini.

El fiscal que investigó el caso es Matías Merlo, quien le atribuyó al acusado los delitos de robo calificado (por el empleo de arma de fuego) en carácter de partícipe primario y tenencia de arma de fuego de guerra. En tal sentido, el funcionario del MPA solicitará la pena de 10 años y ocho meses de prisión. Además, pedirá la declaración de reincidencia por primera vez del acusado, a raíz de que registra una condena ya cumplida impuesta por el juzgado de Sentencia de Melincué en 2013.

Los delitos por los que se juzgará a MR fueron cometidos el jueves 17 de septiembre de 2015 y el martes 8 de noviembre de 2016.

“El primero de los ilícitos ocurrió alrededor de las 18:00 en una pollería ubicada en inmediaciones de las calles Irigoyen y Almirante Brown de Firmat”, precisó Merlo. “Llegó al lugar conduciendo una moto y acompañado por otro hombre. Se quedó esperando en la vereda, mientras la otra persona –que fue condenada en 2016– ingresaba al local comercial con un arma de fuego. Por eso es que a MR se lo juzgará como partícipe primario y no como autor”, agregó el fiscal.

Según informó Merlo, “el hombre que ingresó al local se llevó 3 mil pesos que le dio el dueño del negocio luego de haber realizado un disparo del arma al techo del negocio y escapó junto al acusado en la moto”.

En relación a la tenencia de arma de fuego de guerra, el fiscal explicó “fue encontrada en poder del acusado sin la debida autorización legal en el marco de un allanamiento realizado el martes 8 de noviembre de 2016 en su vivienda en el barrio Centenario de Firmat”. En tal sentido, agregó que “el arma era un revólver calibre 38 –con tres proyectiles en su interior– que el joven arrojó por una de las ventanas de su casa cuando se dio cuenta del operativo que realizaba el personal policial”.

El autor del robo al local comercial fue identificado como Santiago Matías San Torcuato, quien fue condenado a siete años de prisión de cumplimiento efectivo por ser autor del delito de robo calificado por el empleo de arma de fuego.

La condena fue resuelta por el juez Eduardo Bianchini en el marco de un juicio oral y público realizado en 2016 en los tribunales de Melincué, en el que el fiscal también fue Matías Merlo.

Fuente: MPA.