En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la Dra. Verónica Calabrese, integrante del equipo de pediatría del Hospital Gral. San Martín de Firmat, se refirió a la importancia que esta práctica tiene tanto para el niño como para la madre. En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, la Dra. Verónica Calabrese, integrante del equipo de pediatría del Hospital Gral. San Martín de Firmat, se refirió a la importancia que esta práctica tiene tanto para el niño como para la madre.  

“La lactancia materna es fundamental porque es la alimentación más segura y de mejor calidad que les podemos dar a nuestros niños, no sólo en la parte nutricional sino también en la parte del vínculo con la madre y en el desarrollo intelectual del niño”, detalló la médica pediatra.

Desde el Hospital “entendemos que es primordial promover, apoyar y garantizar la lactancia materna desde la primera hora de vida del recién nacido”, destacó Dra. Calabrese.  

Las prácticas óptimas de lactancia materna benefician a todas las madres y los niños, independientemente de dónde viven o de su nivel de bienestar económico. Se considera que la lactancia materna exclusiva es la piedra angular de la supervivencia y la salud infantil. No sólo proporciona todos los nutrientes necesarios para el crecimiento durante los primeros seis meses de vida, sino también la protección frente a muchas enfermedades infantiles.

“Promover la lactancia materna es una prioridad del pediatra y de todo el equipo de salud. Implica muchos beneficios, no sólo para el niño sino también para la madre en lo que refiere a prevención de enfermedades y mejorías en el puerperio. Es muy beneficioso. Así como el agua potable y vivienda digna son fundamentales en la calidad de vida de uno niño, también lo es la lactancia materna”, destacó la Dra.Calabrese.