El billete de menor denominación de la Argentina dejará de existir. Estará vigente en todo el país durante los próximos seis meses, y luego carecerá de valor: será reemplazado por monedas de la misma denominación.

Así lo dispuesto el Banco Central (BCRA) en el marco del “plan para normalizar el efectivo circulante”, según difundió el organismo en un comunicado oficial. 

Se podrán canjear por monedas en las sucursales de los bancos o depositarlos en las cuentas bancarias hasta el 30 de abril de 2018. El organismo advierte que a partir de mayo “los billetes de 2 pesos carecerán de validez en forma definitiva”, pues sufren un deterioro mayor que el resto de los papeles.