En el marco de las gestiones que lleva adelante debido a la grave situación que viven los afiliados de Pami desde el pasado 1 de junio cuando culminó el contrato entre la obra social y el Sanatorio Firmat, este miércoles, el intendente Leonel Maximino confirmó que pidió una audiencia con el director ejecutivo de Pami, Sergio Cassinotti.

“Seguimos insistiendo para que nuestros jubilados puedan recibir las prestaciones médicas que tenían hasta mayo de este año” explicó el mandatario quien resaltó ser “responsable de velar por el bienestar de toda la comunidad”.