La situación hídrica es complicada sobre el noreste del país, principalmente en el norte de Santa Fe y Corrientes. La lluvia en el litoral no da respiro y las condiciones meteorológicas van a favorecer la formación de nuevas lluvias y tormentas desde la madrugada del martes sobre el centro y este de Formosa, centro y este de Chaco, norte de Santa Fe, Corrientes y Misiones.

Las lluvias podrían acumular entre 60 y 90 mm y superar estos valores puntualmente. Y a partir del jueves, el avance de un frente caliente volverá a afectar la misma región con nuevas lluvias, que incluso podrían llegar hasta la provincia de Entre Ríos.

El pasaje de un pequeño frente sobre el centro argentino llevará lluvias, lloviznas y chaparrones, entre martes y miércoles, al centro y este de La Pampa y centro y sur de la provincia de Buenos Aires, con valores que oscilarán entre los 10 y 30 mm.

La cordillera central y norte va a continuar con vientos intensos que pueden alcanzar los 120 km/h. Aunque puede haber disminuciones temporarias, lo más intenso se espera entre jueves y viernes y no se descarta la ocurrencia de viento zonda.

De a poco el invierno se está acercando y las temperaturas comienzan a ser cada vez más bajas. Toda la cordillera podría registrar eventos de nevadas intermitentes durante los próximos días. En la patagonia se prevén hasta el sábado, mientras que en la zona cordillerana de San Juan, Mendoza, Neuquén, La Rioja, Catamarca, Salta y Jujuy las condiciones mejoraran el día jueves.

Fuente: SMN