Está abierta la inscripción para los interesados en participar. La salida es el sábado 13, a las 10 y 30 horas, desde la Municipalidad (San Martín y Buenos Aires)
Para más información e inscribirse, dirigirse al Centro Cultural con fotocopia de DNI.
 
Periplo Colectivo es un sistema de movilidad de los ministerios de Innovación y Cultura e Infraestructura y Transporte del Gobierno de la provincia de Santa Fe, que ofrece recorridos gratuitos por la provincia, con la pretensión de acercar a todos la posibilidad de viajar, conocer, encontrarse y compartir historias y costumbres.

La movilidad personal y social como derecho esencial para construir políticas públicas de infancia

Recorrer, moverse, transitar, reconocer y abrazar el paisaje, explorar, comparar, conocer sitios, costumbres, gentes, jugar con las ciudades y la ruralidad, conocer otros niños y otras realidades es una forma significativa e irremplazable de crecer.

El derecho a la movilidad por los distintos territorios es un derecho constitucional, un modo de aprender y sobre todo una manera de construir identidad y pertenencia.

Los primeros años de vida demuestran que la infancia construye sentido de espacio, tiempo, afectos, autoestima y reconocimiento de las diferencias, en el tránsito, en el recorrido de la casa a la escuela o del almacén a la plaza. El camino en sí mismo es una aventura, un paisaje de novedades, encuentros, voces, texturas, colores, una verdadera usina de socialización, apropiación de lenguajes múltiples, valores, construcción de reglas, hábitos y relaciones diversas entre las personas, entre la naturaleza y la cultura.

Viajar, como invitación, como desafío, como cambio y enriquecimiento, para que aparezca el aventurero explorador que es parte de nosotros.

Viajar es dar rienda suelta a lo extra cotidiano, lo distinto, lo nuevo, lo ignorado, lo remoto, lo inesperado y también es descubrir cómo somos integrando grupos, abarcando los lugares visitados, integrándonos e integrándolos a nuestra vida. Conociendo nos vamos conociendo y el mundo se abre ante nuestros ojos y nos dice que es nuestro.

Es imposible pensar y construir políticas de infancia sin pensar en el viajero que somos, en el movimiento para irnos sintiendo parte de comunidades diferentes, de paisajes no conocidos, y a su vez, ir construyendo vivencias de cómo somos, qué nos da miedo, cómo solucionamos problemas y cuánto disfrutamos ante las cosas.

En el Congreso de los Chicos “Hablemos de la felicidad” realizado en octubre de 2013, en el que participaron 4.900 niños de toda la provincia, la movilidad, adquirió una fuerte presencia política. La felicidad, era, en infinitos casos para los chicos de ese Congreso, haber conocido otras ciudades, espacios institucionales y lúdicos, compartir noches y experiencias, estar juntos, hacer circular la palabra y la comida, la imaginación y la emoción seguida de cansancio.

Los chicos nos decían “no me alcanzan los ojos”, “es el día más feliz de mi vida”, “yo nunca había salido de mi barrio”…

Es responsabilidad del Estado garantizar la movilidad como dispositivo esencial para que la igualdad viva en los pasos y en la mirada de la infancia y para que chicos y grandes puedan encontrar infinitos lugares diferentes y bellos en su provincia natal, sentirse ciudadanos queridos, cuidados y santafesinos capaces de adueñarse de la historia de su provincia y sus diferentes realidades.

Un periplo colectivo para ser más y saber más, saber quiénes somos, ampliar el mundo, el futuro y nuestra propia esperanza de cambio y realización.