SNS

En una conferencia de prensa que tuvo lugar este lunes por la tarde, el dirigente opositor Gustavo Poeylaut desafió al intendente Leonel Maximino a realizar una obra en conjunto. El anuncio tuvo lugar en calle España entre Ascasubi y Ovidio Lagos, lugar donde -según la ordenanza N° 1438, del año 2011- debería haberse emplazado “un espacio verde colocando juegos infantiles, bancos, luminarias y forestación del sector”.

Dicha legislación obedece a un proyecto del ex concejal Gustavo Altamirano debido a “que ese sector de barrio Fredriksson no cuenta con un espacio verde de recreación para los niños”.

La inicitiva de Poeylaut surgió en los últimos días, luego de que vecinos de la cuadra lo contactaran para ponerlo en conocimiento de la situación.

“El desafío consiste en pedirle al intendente que en quince días limpie este lugar, por supuesto salvando y respetando las viviendas que se han instalado en estos terrenos, que lo adecúe de forma tal para que en quince días podamos estar viniendo con juegos que fabricamos” contó y adelantó: “vamos avanzar en la investigación para saber qué se hizo con el dinero que se destinó para esta plaza”.

“Si el Ejecutivo no limpia y acomoda el lugar como lo tiene que hacer, vendremos con amigos, militantes, simpatizantes, vecinos y trataremos de acomodarlo para que este lugar termine siendo la plaza que la ordenanza establecía” explicó y opinó: “no es el reclamo de Gustavo Poeylaut sino del conjunto de los vecinos del barrio. Tienen que atender ese reclamo y me parece que indudablemente el intendente va a mandar a sus funcionarios y empleados municipales para limpiar y acomodar el predio ya que una empresa va a donar los juegos”.

“Queremos una plaza porque la necesitamos, sino los chicos juegan en la calle y molestan” dijo una vecina de nombre Maria Eugenia quien aseguró: “fui hablar con el intendente, me dijo que lo iba hacer en quince dias y pasó un año y no hizo nada. Nos sentimos marginados”.