Un nuevo hurto se produjo este fin de semana cuando los moradores de una vivienda ubicada en calle Azcuénaga al 1800, en barrio San Lorenzo, se encontraban ausentes. Allí, desconocidos ingresaron tras violentar una reja amurada a la pared y se llevaron dinero y objetos de valor tales como una computadora y una cámara de fotos, entre otros.
 
Si bien el lecho fue descubierto en las primeras horas del domingo, se sospecha que tuvo lugar el sábado por la noche.