En julio de 2015 un accidente de tránsito fatal enlutó a la localidad de Villada. En el mismo, perdieron la vida dos niños (12 y 13 años)

Según testimonios recogidos en el lugar, los chicos -que iban a bordo de una moto de baja cilindrada- intentaron cruzar la ruta 33 provenientes de un camino de tierra. En su intento, colisionaron con la parte trasera de un camión que circulaba en la arteria. Los jóvenes fueron asistidos y trasladados para su atención médica en la ciudad de Firmat. Y debido, a la gravedad de sus cuadros, fueron derivados a Rosario y fallecieron a las pocas horas.

A poco más de dos años, la familia de uno de ellos, Fernando, decidió pintar una estrella amarilla en el lugar del accidente. Además, realizaron murales alusivos a la donación de órganos ya que el niño se convirtió en donante.