Estás aquí
Home > Destacadas

Enrico anunció que la provincia acordó con nación $80 millones para potenciar el sistema de bombeo de la Laguna Melincué

Conjuntamente con el presidente comunal, Andrés Sachetto, el senador provincial Lisandro Enrico, había elevado en reiteradas oportunidades pedidos de obras hídricas a las autoridades de gobierno. El objetivo de los reclamos impulsados por el legislador era fortalecer el bombeo y las defensas urbanas en una localidad que ha sufrido el temporal del pasado año.

Finalmente, el gobernador Miguel Lifschitz pudo avanzar con las gestiones, y esta semana, firmó convenios de financiamiento con el ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, quien representó al gobierno argentino.

“Ambas partes, provincia y nación, llegaron a un acuerdo para ejecutar una obra hídrica tan importante como necesaria en Melincué, se llevará a cabo la reforma de la estación de bombeo de la Laguna”, afirmó Lisandro Enrico.

“Esta obra que readecuará y potenciará el sistema de bombeo de la laguna consta de construir estaciones paralelas a las dos existentes. La inversión supera los 80 millones de pesos. La finalidad de los trabajos será mejorar las condiciones de la localidad frente a futuras situaciones hídricas de complejidad”, expresó el senador provincial.

La implementación de nuevos equipos permitirá que las bombas optimicen la capacidad de drenaje actual. En la actualidad, Melincué cuenta con dos plataformas de bombeo y cada una puede bombear 5 metros cúbicos por segundo. Con la nueva inversión, a la par de cada estación, se instalarán nuevas estaciones, con 4 nuevas bombas (flygh) que llevan consigo una tecnología más moderna de las que estaban colocadas. Lo más importantes es que incrementan el escurrimiento a 6 metros cúbicos por segundo. Las viejas bombas quedarán colocadas como reservas. Pues, de ser necesario, podrían combinarse las nuevas y viejas bombas para activarse simultáneamente y dar el máximo de bombeo.

La regulación de niveles de la laguna Melincué beneficiará a 2.500 habitantes y permitirá recuperar 25.000 hectáreas productivas. La provincia se hará cargo del diseño, contratación, ejecución y mantenimiento de los trabajos, cuyo plazo de ejecución es de 12 meses.

Otras obras de Defensa para Melincué

El senador Enrico también informó que se lleva adelante el reclamo para la contención del desborde que genera el canal San Urbano. Al respecto, los técnicos de la provincia se encuentran analizando exactamente en qué lugar intervenir para mayor control de la situación. Las posibilidades que se manejan según los estudios efectuados, son dos:

Cerrarlo en un lugar específico, a través del alteo de un camino que se encuentra entre dos lomas, cerca de la estación de bombeo N° 2. O bien, directamente cerrar todas las ventanas (17 huecos), mediante la colocación de tubos y una compuerta en cada uno de ellos, para que cuando haya una lluvia importante se logre escurrir hacia San Urbano, siempre y cuando, el canal tenga un nivel bajo de agua. En cambio, si el canal está con un alto nivel, se cerrarían las compuertas, para evitar que agua desbordante del canal se vuelva a meter al casco urbano.

Recuperación de la ruta 90

Otra obra que Lisandro Enrico y la comuna local reclaman es recuperar la integridad de la ruta 90. Ante la presión de las aguas de la laguna, en su momento se debió resignar un carril de la traza de hormigón y utilizarlo para montar una contención de rocas.

El gobierno de Santa Fe, bajo las órdenes de Miguel Lifschitz, puso en marcha una serie de trabajos para habilitar el tránsito cuanto antes.  Por consiguiente, el Ministerio de Infraestructura y Transorte, junto a Vialidad provincial, determinaron que momentáneamente se ejecutarán dos obras específicas a fin de lograr una recuperación precaria del camino:

por un lado, las máquinas harán un corrimiento de la defensa hacia el sector sur (este movimiento se aplicará sobre la parte menos consolida de la muralla). Mientras que, a lo largo del tramo más próximo al Casino, que en su momento, por la fuerza del agua requería la construcción de un muro más grueso y compactado, ahora se aplicará piedra estabilizadora sobre la banquina del otro carril (el que no limita con la laguna), a efectos de ensanchar el paso y posibilitar nuevamente la circulación (precaria) de vehículos por la carretera 90. Sin embargo, pese a estas tareas, el gobierno santafesino proyecta una obra vial de mayor envergadura, mediante un alteo para volver a recuperar los dos carriles asfaltados de la Ruta 90, que además de la transitabilidad cumplirá una función defensiva del casco urbano.

Te gustó? Compartilo!
Top