Estás aquí

Hantavirus: aseguran que los roedores urbanos no son transmisores del virus

Para llevar tranquilidad a la población.

La Subsecretaría de Salud Pública de la Municipalidad de Firmat con datos del Ministerio de Salud de la Provincia, a través del Programa Provincial de Zoonosis y Vectores, con el objetivo de brindar tranquilidad a la población, brinda información de interés sobre Hantavirus.

Los roedores urbanos -presentes en la ciudad- no son transmisores del virus Hanta.

El Hantavirus es una enfermedad viral, transmitida por los roedores rurales, a través del contacto directo con ellos, o con sus excretas (materia fecal, orina).

Las personas pueden encontrar polvo contaminado al limpiar viviendas, galpones, y otros recintos cerrados que han estado desocupados durante largo tiempo.

Los síntomas que provoca esta enfermedad se inician como una gripe con fiebre, gran decaimiento, dolores musculares y catarro. Posteriormente presenta baja presión arterial, taquicardia brusca, incremento de temperatura y dificultades respiratorias. En algunos casos suele producir también gastroenteritis con vómitos, generalmente acompañada por diarreas.

Vías de transmisión

Ante el riesgo de infección por Virus Hanta, transmitido por ratones de campo, es importante conocer las posibles vías de transmisión de la enfermedad estas son:

•          Inhalación de partículas virales suspendidas en el aire, provenientes de excretas, orina y saliva de ratones.

•          Contacto directo con heces y/u orina.

•          Mordedura de ratón.

•          Contaminación de alimentos y agua.

Medidas de prevención

Todos los roedores portadores de Hantavirus son animales silvestres, habitantes de áreas de vegetación arbustiva y rastrera, que pueden invadir el entorno de las viviendas y locales deshabitados.

Para prevenir esta enfermedad no existen vacunas. Lo importante es mantener la vivienda y sus cercanías en condiciones de higiene, con el pasto corto, libre de residuos o elementos en desuso.

•          Antes de radicarse en una casa no habitada, ábrala y ventílela al menos una hora. Inspeccione si hay roedores.

•          Limpie con guantes de goma gruesos, debiendo éstos lavarlos, aún puestos, en una solución con detergente y otra con desinfectante.

•          Humedezca con bastante agua antes de barrer y limpie con paño humedecido con solución clorada, superficies, artefactos y muebles.

•          Si duerme en el exterior, examine el sitio que va a ocupar por si existen excretas o madrigueras.

•          Evite dormir cerca de apiladeros de madera o áreas de basura que puedan ser frecuentadas por roedores.

•          Evite dormir en el suelo sin protección. Use colchonetas a 25 cm del suelo.

•          Almacene comida en envases a prueba de roedores.

•          Entierre o queme toda la basura.

•          Mantenga limpio el sitio de acampar.

•          Consuma agua hervida si no es potable.

Te gustó? Compartilo!
Top