Estás aquí
Home > Noticias > Actualidad >

«Lo único que nos han robado es la paz»

La inseguridad por estos días es un tema latente y candente. Otro hecho delictivo, esta vez en un comercio del barrio Fredriksson. Fue a mano armada con un destornillador.

Domingo, mediodía. Celebraciones por el Día de la Madre. Permanece un almacén abierto en el barrio Fredriksson en Las Heras entre Belisario Roldán y Rafael Obligado. Una familia laburante y numerosa, rebuscándosela. Entra una “persona”  con el rostro descubierto a realizar compras de bebidas alcohólicas y demás. Silvina estaba atendiendo el comercio, mientras charlaba y tomaba mates con sus hijas y familiares. De un minuto a otro, el malhechor descubre su mala intención y reduce a la mujer amenazándola con un destornillador de gran tamaño. Y no solo eso, sino que el ladrón toma a su víctima forcejeándola y la mete dentro de la casa a los puros gritos de “esto es un asalto”. Dadas estas condiciones, la dueña del comercio comienza a gritar y estos alaridos alertan a su marido, quien estaba terminando de cocinar carne a la parrilla. Este sale corriendo a atrapar al malviviente, que -alertado por tantos gritos- busca darse a la fuga. Pero no lo logró.

“En el cajón no había mucha plata, casi nada, imaginate. Un domingo al mediodía no se mueve casi nada. Nosotros somos una familia numerosa, y hace poco tiempo que vivimos en el barrio. Mi marido trabaja en Vassalli, y cuando vuelve hace changas, y yo me ocupo de este humilde comercio. No nos sobra nada y lo único que nos han robado es la paz”, manifestó Silvina, quien además contó que recién por estas horas pudo recuperar un poco la calma del mal momento vivido el domingo al mediodía.

Ya en la calle, y con el ladrón apresado, el jefe de familia logró captar la atención de los vecinos quienes de forma urgente llamaron a la policía la cual acudió rápidamente. En medio del forcejeo, el apresado logró lastimar al hombre con el instrumento punzante que llevaba para concretar el robo. Un hecho particular que destacaron los afectados es la mala atención que habrían recibido en el Hospital.

Esta persona permanece detenida desde este domingo, acusado de delito en flagrancia, o sea, que fue visto cometiendo un ilícito por el que fue apresado. Desde julio de este año, el delito en flagrancia (atrapar al delincuente cometiendo el ilícito o a metros del hecho) tiene un procedimiento especial que hace que los jueces puedan resolver con celeridad la situación penal del delincuente ya que concentra en una misma jornada, es decir la misma audiencia, la imputación del delito al presunto autor; la posibilidad del imputado de declarar; el planteo o resolución de medidas cautelares de coerción como la prisión preventiva; el ofrecimiento de soluciones alternativas por parte de la defensa; la presentación de la pretensión punitiva por parte del fiscal; la participación del querellante, y la resolución de apertura del juicio oral, en una audiencia.

Fuente: Iván Crespo.

 
Te gustó? Compartilo!
Top