Estás aquí

Ola de calor ¿Cómo proteger a los más pequeños?

La ola de calor es un estado del tiempo con altas temperaturas y alta humedad, que abarca grandes zona del país y que puede durar varios días sucesivos y que puede afectar a los niños. Es importante considerar las alertas tempranas del sistema meteorológico, que procuran anticipar  situaciones meteorológicas  extremas, principalmente para evitar el impacto…

La ola de calor es un estado del tiempo con altas temperaturas y alta humedad, que abarca grandes zona del país y que puede durar varios días sucesivos y que puede afectar a los niños.

Es importante considerar las alertas tempranas del sistema meteorológico, que procuran anticipar  situaciones meteorológicas  extremas, principalmente para evitar el impacto que la misma genera en la salud humana y en los ecosistemas.

Solemos escuchar en los medios de comunicación cuando hay alertas.

¿Qué significan y cómo se clasifican?

Verde – 1: estado de  vigilancia durante el verano. No  se infiere peligro para la salud de la población.

Amarillo – 2: estos días pueden ser peligrosos para los grupos de  riesgo como  los  bebés  y  niños pequeños, las personas mayores de 65 años, los pacientes  que  padecen  enfermedades  crónicas  como  cardiopatías, enfermedades pulmonares o renales, metabólicas (Diabetes)  u obesidad.

Naranja – 3: estos  días  pueden  ser  muy  peligrosos para los grupos de riesgo y para las personas que no se encuentran  dentro  de  este grupo se recomienda no realizar deportes o actividad física al aire libre.

Rojo – 4: son  situaciones  excepcionales  y  puede  afectar  a  todas  las personas.


Recomendaciones:

– Los niños deben permanecer en lugares frescos, bien ventilados.

– Vestirlos con ropas holgadas, de colores claros, liviana, preferentemente de algodón o que permanezcan sin ropa.

– Ofrecerles líquidos constantemente, agua segura* o jugos naturales. Evitar las bebidas azucaradas.

– Si están amamantando se puede aumentar la frecuencia de las tomas.

– Evitar la exposición al sol en los horarios de 10 a 16 horas.

– Si por algún motivo deben estar al aire libre, deben protegerse con sombreros o gorras con visera y ropas de manga larga y pantalones largos. Aplicar protector solar en las zonas expuestas aún en días nublados

– Bañarlos y mojarlos frecuentemente.

– Los alimentos frescos deben permanecer en la heladera. Asegurarse que se respete la cadena de frío de lo que se ingiere. Lavar las verduras con agua segura. La carne debe estar muy bien cocina.


* Agua segura: en caso de no tener agua potable, se puede consumir agua colocando 2 gotas de lavandina por cada litro de  agua. Dejar reposar 30 minutos antes de ingerirla, o hirviéndola durante 3 minutos (esperar que se enfríe para consumirla).

No almacenar el agua en envases de procedencia dudosa (por ejemplo sospecha de envases de plaguicidas u otras sustancias químicas). El agua en botellas de plástico no debe permanecer al sol.
                                                                                                                                          Fuente: Sociedad Argentina de Pediatría

Te gustó? Compartilo!
Top