Estás aquí

Responsabilizó al ministro de Justicia por la falta de jueces y la liberación de acusados de homicidio

El diputado provincial Julio Eggimann expresó un duro cuestionamiento al ministro de Justicia de Santa Fe, Ricardo Silberstein, y por añadidura al gobernador Miguel Lifschitz, por la excarcelación de los dos acusados del homicidio del policía Delgado en la localidad de Miguel Torres, ocurrido hace tres años, ante la falta de jueces para llevar adelante el proceso de enjuiciamiento.

El diputado provincial Julio Eggimann expresó un duro cuestionamiento al ministro de Justicia de Santa Fe, Ricardo Silberstein, y por añadidura al gobernador Miguel Lifschitz, por la excarcelación de los dos acusados del homicidio del policía Delgado en la localidad de Miguel Torres, ocurrido hace tres años, ante la falta de jueces para llevar adelante el proceso de enjuiciamiento.
A través de un proyecto presentado en la Cámara baja, el legislador justicialista pidió informes sobre las medidas adoptadas por el Ejecutivo provincial “al tomar conocimiento de la situación de extrema gravedad institucional que atraviesa el servicio de Justicia Penal de la Tercera Circunscripción, con sede en la ciudad de Venado Tuerto, por la falta de nombramiento de jueces penales en los cargos vacantes y por qué han hecho una remisión parcial de pliegos del concurso oportunamente celebrado a la Asamblea Legislativa”.
Eggimann considera que se afecta el normal servicio de justicia y el derecho fundamental al debido proceso: “El caso Delgado demuestra que no se han arbitrado los medios y procedimientos necesarios para evitar esta situación de negación de justicia, arbitrariedad, inseguridad jurídica e impunidad que derivan de los hechos reiteradamente expuestos por el Colegio de Abogados y por los propios operadores de justicia”, sentenció.
El diputado responsabilizó en forma directa al ministro Silberstein y al gobernador Lifschitz por la situación que se produjo en la región con el caso Delgado: “Advertimos que la falta de jueces constituía un grave problema en ciernes, porque se estaba denegando la Justicia al no cubrir las vacantes en el área penal, porque también lo había expresado el Colegio de Abogados y la Cámara en lo Penal, que nos había reunido tiempo atrás a todos los legisladores para dar cuenta de la situación”.
Si bien la liberación de estos dos detenidos por extinción de los plazos de la prisión preventiva constituye el caso más emblemático, Eggimann advirtió que “hay otras cien causas que están por dilucidarse y no están los cargos de jueces cubiertos; el vacío en el servicio de Justicia es inadmisible”.
Sin nombramientos
El dirigente justicialista cuestionó además que en el último concurso para nombramiento de magistrados habían calificado positivamente tres postulantes, pero sólo se elevó un pliego a la Asamblea Legislativa para su nombramiento: “Yo  pregunto cuál fue la causa, si hubo discriminación política o intencionalidad de otro tipo de cosas para no realizar los otros dos nombramientos, que además son muy necesarios.El Ejecutivo hizo uso de un poder discrecional”.
Recientemente se informó que se abre un nuevo concurso de jueces, pero los plazos a cumplimentar estirarán los nombramientos: “Mientras tanto se continúa funcionando con un sistema de conjueces que es muy cuestionado actualmente y que fracasó porque se lo planteó mal y a destiempo. Por eso fue objetado por abogados que atienden en la causa Delgado, impugnando a la única profesional que había aceptado el compromiso”, completó Eggimann.
Completo Eggimann, agregando por ultimo que presentó un proyecto de ley que define un nuevo sistema de cubrimiento de vacantes en forma provisoria por una lista de subrogantes  con acuerdo de la Asamblea Legislativa.
Te gustó? Compartilo!

Deja un comentario

Top