Estás aquí

A una semana del nuevo convenio, en las farmacias aseguran que el sistema de atención a Pami funciona sin dificultades

La nueva modalidad  de autorizaciones establece  una línea directa entre los farmacéuticos y la obra social  que acorta los tiempos en la provisión de medicamentos y hasta podría redundar en una baja de los precios.   

La Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF) informó hoy que a una semana de la entrada en vigencia del nuevo sistema de expendio de medicamentos a afiliados del PAMI “funciona sin inconvenientes; con todos los beneficios para los jubilados y mayor celeridad para la administración interna de los responsables de las farmacias”.  La nueva modalidad  de autorizaciones establece  una línea directa entre los farmacéuticos y la obra social  que acorta los tiempos en la provisión de medicamentos y hasta podría redundar en una baja de los precios.

“El sistema marcha bien y de manera fluida con el beneficio de una atención rápida para el afiliado”, aseguraron desde FACAF, que cuenta con casi 3.500 establecimientos farmacéuticos asociados y señalaron que “se pudieron validar sin inconvenientes más de 670 mil operaciones de recetas de medicamentos presentadas por los afiliados a la obra social”.

El jueves 1ro. de noviembre se puso en marcha en todo el país este nuevo procedimiento de provisión de medicamentos llamado ”FarmaPami” como resultado de la modificación de un convenio anterior manejado por cámaras de laboratorios, que recibían los pagos de los medicamentos retirados por los jubilados y después eran liquidados a la farmacias.

La FACAF y otras entidades tuvieron intensa participación en la gestación del nuevo convenio que ya está en “vigencia plena”.

Ahora,  por esta novedosa práctica las liquidaciones son directas a las 13.000 farmacias que atienden a los jubilados en todo el país y que están  monitoreadas por un nuevo servicio informático “ágil y eficiente”, aseguraron desde FACAF.

De esta forma, se terminó con  la intermediación de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos (Cilfa) y la Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos (Cooperala), que operaron durante años el sistema de validación de recetas a través de Farmalink.

“Este acuerdo garantiza a todas las partes la transparencia de las operaciones y, lo más importante, la llegada en tiempo y forma con el remedio a manos de nuestros jubilados y con mayor cantidad de variedades de productos similares”, dijo Miguel Angel Lombardo, titular de la Federación Argentina de Cámaras de Farmacias (FACAF).

Por el lado de las farmacias rubricaron el acuerdo con PAMI, las cámaras Fefara, Facaf, COFA, Farmasur y las farmacias sindicales; y 160 laboratorios en forma individual. Las autoridades que administran la obra social de los jubilados esperan que el nuevo esquema de comercialización redunde en una rebaja en el precio de los medicamentos de aproximadamente un 15% en los próximos meses.

Te gustó? Compartilo!

Deja un comentario

Top