Estás aquí

“Debemos escuchar antes”

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, participó en Melincué de la Audiciencia Pública para analizar el proyecto de traslado de la actual Alcaidía de esa localidad.

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, participó este miércoles en Melincué de la Audiciencia Pública convocada por el Gobierno de Santa Fe, para analizar el proyecto de traslado de la actual Alcaidía de esa localidad.

La actividad, que contó con la presencia de los ministros de Gobierno, Pablo Farías, de Obras Públicas, Julio Schneider, y el secretario de Asuntos Penitenciarios, Pablo Coccioni, se desarrolló en la Escuela Nº 425 “Pablo Pizzurno”.

Consultado sobre la iniciativa en debate, Pullaro indicó que es una obra gran magnitud que implica una importante inversión, valorando al mismo el tiempo el objetivo de la Audiencia: “Debemos escuchar antes de tomar una decisión. Creo que es el ámbito propicio para aclarar algunas cuestiones. Son sumamente importante este tipo de reuniones y asambleas que ponen en alto la palabra de los vecinos”, dijo primeramente.

El ministro, remarcó la necesidad de que se ponga mayor dureza a las prisiones preventivas y de que existan lugares donde alojar a los detenidos. “Una resolución del Ministerio de Seguridad, saldó una discusión que existía con la Justicia. Se daban los diferentes beneficios a personas que tenían condenas que estaban privadas de su libertad, en función a los informes del Servicio Penitenciario. Había una discusión histórica donde estaba asociada la conducta del interno y el tipo de delito que cometió. Con lo cual el gobernador Miguel Lifschitz llevó adelante una resolución por sugerencia del Ministerio de Seguridad, para desasociar la conducta del concepto y hacer informes mucho más rigurosos por parte del Servicio Penitenciario. Esto llevó a que los jueces cuando tomen la decisión de dar una libertad morigerada, una prisión domiciliaria o una salida transitoria, tengan mayores elementos”.

En este sentido, dijo que la cantidad de plazas que existen dentro del Servicio Penitenciario, arroja que el 80% de las personas que se encuentran privadas de su libertad, están dentro de ésta institución, y que de mil presos que hay en comisarías y alcaidías, “prácticamente la mitad va a pasar al Servicio Penitenciario”.

Te gustó? Compartilo!
Top