Estás aquí

El diputado Real hizo entrega de un aporte al Club Alberdi de Firmat

Diputado Real, “estamos presentes en todas las instituciones de la ciudad con aportes que contribuyen a la práctica y la esencia de las mismas”.

En el marco de una nueva participación institucional y recorrida por clubes deportivos de la ciudad de Firmat y de la región, el diputado provincial por el PDP, Dr. Gabriel Real, acompañado por la concejal del PDP de la ciudad de Firmat, Marcela Peotta, visitaron las instalaciones del Club Alberdi de esa ciudad, e hicieron entrega de un subsidio de $ 20.000, con el cual se adquirieron materiales y elementos deportivos, redes, pelotas, ropa de entrenamiento, escaleras, conos y pesas.

En la actualidad, concurren al club más de 120 niños en las categorías formativas y un total de 500 deportistas, que hacen uso de las instalaciones del predio del club que se encuentra frente al cementerio de la ciudad donde se participa de un torneo interno de fútbol para los adultos y un torneo senior. También se puede practicar fútbol femenino, y la categoría de primera división y reserva compite en la Liga Deportiva del Sur en la categoría B. “Es un club de barrio, que cumple con una función y un rol de contención social muy importante para nuestra ciudad, es una institución al igual que otras tantas a la que debemos acompañar en su misión institucional”, comentaba Marcela Peotta.

“Los clubes de barrio han sido, históricamente y lo son actualmente, espacios de encuentro y socialización. Se trata de entidades motivadas, principalmente, por la afinidad a actividades deportivas y a los vínculos sociales y culturales que nacen de las relaciones humanas, de amigos y de vecinos, el Club Alberdi representa y expresa en su andar cotidiano todo esto”, comenzaba comentado el diputado provincial.

“Estos clubes son, sin duda, un lugar de contención, que aleja a mucha gente de los riesgos propios de la calle, los peligros permanentes y contingencias amenazantes de toda naturaleza. Muchos enseñan y permiten, principalmente al joven y a los niños desarrollar los valores propios del deporte, los que se proyectan a lo largo de su vida social, más allá del incentivo propio que importa la realidad recreativa y competitiva.

Los jóvenes y los niños, vuelvo a repetir, encuentran reglas de convivencia y sus vínculos se ven fortificados en cuanto deben compartir experiencias con compañeros, entrenadores, amigos y construyen un sentimiento de identidad y un valor de pertenencia que sólo un club puede aportarle. Las prácticas deportivas, culturales y sociales llevadas adelante en los clubes de barrio brindan siempre un reto recreativo o competitivo que implica nuevos desafíos, un actuar grupal o en equipo, un aprendizaje necesario de valores nobles y honrados”, finalizaba expresando su pensar el legislador del PDP, Gabriel Real.

Te gustó? Compartilo!
Top