Estás aquí
Home > Noticias > Deportes >

El tiempo como principal responsable

Hoy estamos en un sitio, tal vez mañana en otro. Hoy estamos haciendo una cosa, quizás mañana otra. Hoy tenemos ganas de permanecer en un lugar, acaso mañana andemos con ansias nuevos aires.

Hoy estamos en un sitio, tal vez mañana en otro. Hoy estamos haciendo una cosa, quizás mañana otra. Hoy tenemos ganas de permanecer en un lugar, acaso mañana andemos con ansias nuevos aires. Así de cambiante es la vida. Así de volátil es el fútbol. En los tiempos que corren podemos hablar con seguridad de lo pasado, de lo vivido, nadie va a modificar la historia; pero no tenemos certezas acerca de nuestro futuro, no podemos asegurar a ciencia cierta lo que vamos a estar realizando dentro de un breve tiempo. Tan breve como una semana. Días. Horas.

Sí, en ese corto lapso de tiempo el destino puede pegar media vuelta y ya no ser proyección de imaginación puesta en escena. Sólo bastan algunas horas para no ser lo que podría haber sido. Sólo bastan algunas horas para cambiar de parecer. Sólo bastan algunas horas para que un entrenador asuma al frente de un plantel y luego desista de seguir trabajando. Esto le sucedió a Argentino. Esta semana fue testigo de una situación insólita: el lunes anunció el comienzo de la pretemporada con Alcides Merlo como director técnico y el martes ya estaba en busca de un nuevo entrenador.

Así de cambiante es la vida. Así de volátil es el fútbol.

El Cuevero arrancó los entrenamientos con las expectativas de poder mejorar lo realizado la temporada anterior.

Merlo había tomado la decisión de continuar al frente del plantel de primera división confirmando la continuidad del proyecto deportivo y buscando revancha luego de una gran fase regular pero un flojo cruce de cuartos de final. Sin embargo todo se desmoronó un día más tarde cuando el entrenador llegó al entrenamiento y anunció ante el plantel la decisión de dejar de ser el técnico del conjunto albiceleste por tener diferencias (el estado de las instalaciones y el armado del cuerpo técnico) con la comisión directiva. Tanto en la vida como en el fútbol, lo que era blanco puede ser negro de la noche a la mañana.

Tras el baldazo de agua fría, los dirigentes se movieron con rapidez y el miércoles por la mañana dieron a conocer la contratación del nuevo entrenador. Se trata de Roberto ‘Fitin’ Casadei, de amplio recorrido y muy reconocido en la Liga Casildense por obtener muy buenos resultados. Ese mismo día el casildense se presentó ante el plantel y dio sus primeras órdenes con el buzo de Argentino.

Por el contrario, la vida en la institución albirroja parece ser más estable, más ordenada, menos dramática. También sufre cambios, pero cambios lógicos. Algunos nombres que llegan, otros nombres que se van. A Abel Scampino no parece afectarle en demasía porque sigue trabajando para imponer su propia identidad de juego. No podrá contar para esta temporada con varios referentes como Mario Rosas, Emanuel Ulla y Emiliano Aramburu; quienes decidieron no continuar vistiendo la camiseta roja. En sus lugares llegaron Federico Benítez, defensor de 23 años, y Maximiliano Rossi, delantero de 29, ambos provenientes de la Liga Venadense. También es inminente la llegada de un centrodelantero y la comisión junto con el cuerpo técnico barajan la posibilidad de sumar un cuarto refuerzo.

Nadie es eterno, nada es para siempre. Todo muta, todo cambia. Tanto en la vida como en el fútbol. Días. Horas. minutos. Es el tiempo el principal responsable. Heráclito tenía razón: «no podemos bañarnos dos veces en el mismo río».

photo credit: Bajo la mirada del DT via photopin (license)

Te gustó? Compartilo!
Top