Estás aquí

Fabiana Díaz: “Hoy puedo decir que vivo de la música”.

La intérprete de Las Rosas vive uno de los presentes profesionales más importante de su vida. Consultada por éste portal, reveló los contratiempos y alegrías que atravesó en su carrera musical.

Desde muy pequeña tuvo claro que la música iba a ser su único medio de vida a pesar de cualquier obstáculo. El amor por el arte inculcada por su familia prosperó y dieron sus frutos con el correr del tiempo.La primer oportunidad aparece cuando quedó seleccionada antes miles de concursantes en unas de las primeras ediciones de Operación Triunfo, que se emitió por la pantalla de Telefe, siendo éste un hecho bisagra para su profesión. Desde hace ocho años  y en la actualidad se destaca por ser la blonda corista de uno de los grupos más emblemáticos del país, Vilma Palma, y que junto a ellos,  conquistaron  a miles de seguidores en varios países de América Latina y Europa. En tanto, su trayectoria como cantante traspasó fronteras y se consolidó en cada nueva presentación, logrando así cautivar con su voz y carisma a un público diverso y masivo.

¿Siempre supo que  la música iba a ser su medio de vida?
Sí. Lo tuve claro desde muy chica, no me imaginaba haciendo otra cosa. También, supe que el camino no iba a ser fácil, pero siempre superé las adversidades que se presentaron y así continué adelante con mi único sueño.
¿Cómo vivió de niña junto a sus familiares ésta vocación?

Siempre tuve la visión clara desde pequeña que quería ser artista, y que iba a subir a cantar en distintos escenarios del país.  Por suerte tuve una infancia feliz rodeada de mucho amor por parte de mi familia, en cada momento  sentí su apoyo. Mi abuelo y mi mamá fueron los  que inculcaron éste amor y unión por el arte, fui criada en un ambiente lleno de música.Recuerdo cuándo tenía siete años, me llevaban al Pediatra a Cañada de Gómez, y le decía al médico que le iba a cantar un tango para todo el personal del lugar. Hacía salir a los demás doctores de sus consultorios para que me puedan escuchar, dejando en claro desde chica cual era mi pasión.
Su paso por Operación Triunfo, ¿Fue una buena experiencia para su carrera? ¿Cómo lo vivió?
Claro que sí. En ese momento apareció una publicidad en la TV dónde convocaban participantes para presentarse al casting, y junto a la motivación de un grupo de amigas, impulsaron mis ganas para tomar la decisión. Fueron varias instancias de selección, hasta que me informaron que había quedado  para formar parte de la Academia. Ese momento fue inolvidable, poder lograr esa oportunidad con diecinueve años de ingresar a un mundo en donde todos compartíamos la misma pasión, fue fabuloso.Gracias a esta aparición, tuve la posibilidad de recorrer el país con diferentes presentaciones en varias provincias, y me permitió seguir el camino con la música, ya que la llegada de esa emisión tuvo una gran popularidad.
En la actualidad poder vivir del arte parece  difícil. ¿Es posible vivir de ello en su caso? 
Soy una gran luchadora que puede resurgir después de una tormenta, aferrada en cada momento a la música, mi amor y pasión. Pero debo decir que es un tanto arduo poder vivir de esto, en mi caso, hace unos ocho años que logré ocupar un lugar en el medio. En su momento, tuve que buscar otras alternativas paralelo al canto.
Su carrera tuvo un antes y un después de Vilma Palma. ¿Cómo surge la propuesta?

Aparecen en el 2011 cuando Mario (líder de la banda), se pone en contacto conmigo por una vacante para realizar coros en su banda. En ese momento, sentí que estaba frente a una gran oportunidad y que podría tener un giro en mi carrera.   Al llegar a la prueba, canté unas estrofas de “Auto Rojo”, y en ese momento pude sentir como  mi voz se ensambló con Karina corista y amiga en la actualidad. A partir de allí se creó un clima mágico y fue así que resulté la elegida para sumarme al grupo.
Siguiendo su trayectoria son varios los países que recorre con la banda. ¿Qué siente cada vez que toca frente a miles de personas?

Tuve la suerte de recorrer estadios en diferentes países del mundo. Si bien tocamos en Argentina, poder tener la posibilidad de tocar a fuera es sorprendente, en pocas palabras, con lo que respecta a mí y que amo la música, es el sueño del pibe. Lo que se genera en cada uno de los lugares que visitamos es llamativo y grandioso, las demostraciones de cariño y admiración es increíble.
¿Cuál es su visión respecto a la posibilidad que tiene un artista de ingresar en el ambiente musical?
En su gran mayoría para los que somos del interior se torna más complicado, dicen que Dios está en todos lados pero atiende en Buenos Aires. Sin embargo, sostengo que uno debe proponerse alcanzar su objetivo y trabajar en ello para poder cumplirlo. Eso fue lo que siempre me mantuvo firme con mis convicciones, sabiendo que esto era lo que amaba.
Con su experiencia y años de escenarios. ¿Tiene pensado una carrera como solista?

Siento que todavía tengo un gran recorrido con la banda, ya que me permitió crecer a nivel personal y profesional, dejando lucirme en cada presentación. Mi prioridad hoy es ser fiel al grupo y continuar éste camino que me llenó de alegrías.  En algún momento, me gustaría poder realizar algunos proyectos como solista que quedaron en el tintero.
¿Cuándo canta por qué lo hace?

La voz me sale desde el alma y eso repercute alegría en todo mí ser. Canto porque es vida y cada día estoy  más convencida de la  vocación que Dios me dio.
Usted vive y disfruta de lo que sabe hacer.  ¿Cuál es su deseo más próximo cómo artista?

Mi sueño con respecto a la música es que Dios bendiga mi garganta y me permita poder  cantar por mucho tiempo, llegando a una edad adulta con las mismas ganas que siento en la actualidad.

Foto: Fabiana Díaz

Te gustó? Compartilo!
Lisandro Splivalo
Lisandro Splivalo
Periodista Egresado en TEA Rosario
Top