Estás aquí

Recomendaciones frente a las lluvias y los anegamientos

Fueron dadas a conocer ante el posible estancamiento y contaminación del agua y los alimentos, y la proliferación de roedores, moscas y mosquitos.

El Ministerio de Salud provincial, a través de la dirección de Promoción y Prevención de la Salud, brindó recomendaciones frente a situaciones de intensas lluvias, teniendo en cuenta que algunas áreas pueden permanecer anegadas e incluso inundadas.

Ante las precipitaciones registradas, se indicó a la población mantenerse alerta a los comunicados de las autoridades y las medidas establecidas, postergar salidas innecesarias, no arriesgar la vida al intentar cruzar corrientes de agua y no arrojar basura.

De igual modo, debe evitarse que los niños jueguen en lugares donde todavía queden restos de agua de la inundación y se recomendó usar siempre calzado para trasladarse y guantes o bolsas plásticas para actividades de limpieza.

AGUA SEGURA

Respecto del agua para consumo humano -beber, cocinar o higienizarse-, se señaló que “debe ser segura, limpia y no contaminada” y que la fuente “puede ser el agua de red, de la canilla o envasada”.

Para la potabilización con cloro/ lavandina, se deben agregar dos gotas concentradas por litro de agua, tapar el recipiente y dejar reposar 30 minutos antes de usarla.

Para la potabilización por hervido, se debe poner el agua al fuego hasta que suelte burbujas, dejar que hierva entre dos y tres minutos y luego enfriar sin destaparla. Si se va a pasar a otro recipiente, es preciso lavarlo previamente con agua segura.

Para la potabilización con uso de pastillas, se debe colocar una pastilla por cada tres litros de agua y dejar reposar.

LAVADO DE MANOS

En cuanto a la importancia del lavado de manos, se precisó que deben lavarse frecuentemente con agua segura y jabón, y si no se dispone de estos elementos, puede usarse alcohol en gel, aunque no reemplaza al lavado tradicional.

Esto debe hacerse antes de preparar y/o ingerir alimentos, después de usar el baño, después de haber cambiado pañales o limpiado a un niño que ha utilizado sanitarios, antes y después de administrar cuidados a una persona enferma, después de limpiar la nariz, toser o estornudar, después de tocar basura o desechos de animales.

SEGURIDAD DE LOS ALIMENTOS

Desde la cartera sanitaria se aconsejó revisar todo alimento que haya quedado en el hogar y eliminar aquellos que contengan suciedad, restos de residuos arrastrados por la inundación o presenten envases abollados u oxidados, lavar frutas y verduras, utensilios de cocina y mamaderas con agua segura.

En estos casos, eventualmente se producirá la interrupción del suministro eléctrico, por lo que se deberá considerar entonces que los alimentos en un freezer pueden conservarse usualmente 24 horas, siempre y cuando este permanezca cerrado. En el caso de heladeras, el tiempo de conservación de alimentos perecederos (leche, carne, pescado, etc.) generalmente es entre cuatro y seis horas. No se pueden conservar a temperatura ambiente, a diferencia de las frutas y verduras que pueden consumirse hasta que muestren signos evidentes de deterioro.

RECOMENDACIONES PARA LOS DOMICILIOS

Se debe ingresar a la casa durante el día para no prender las luces. La energía eléctrica y el suministro de gas o las garrafas deben estar apagados para evitar incendios, electrocuciones o explosiones.

Asimismo, es importante usar calzado cubierto y guantes para limpiar, debiéndose desinfectar con lavandina las paredes, los pisos y otras superficies de la casa. La medida de lavandina a usar es un pocillo de café cada 10 litros de agua (un balde). Nunca mezclar lavandina y detergente en el mismo balde porque puede ser tóxico.

Además, si el clima lo permite, deben abrirse puertas y ventanas para ayudar al proceso de secado, utilizando ventiladores para eliminar el exceso de humedad, tratando de secar lo más pronto posible y manteniendo a niños y mascotas fuera del área afectada hasta que se haya realizado una limpieza completa.

VACUNACIÓN Y PREVENCIÓN

Las inundaciones y las aguas permanentes suponen diversos riesgos, incluidas las enfermedades infecciosas, dermatitis, enfermedades respiratorias y traumatismos. Por ello, es fundamental tener presente que en las enfermedades diarreicas debe utilizarse agua segura, lavarse frecuentemente las manos y mantener la lactancia materna, así como disponer la basura en recipientes bien protegidos.

Sobre las infecciones trasmitidas por mosquitos, la combinación de humedad, encharcamiento y altas temperaturas permite la reproducción de dengue, zika y chicungunya. Por eso, debe eliminarse el agua acumulada en recipientes que se comportan como criaderos de mosquitos.

Para evitar las picaduras deben usarse pantalones largos, calcetines y camisas de manga larga, así como repelentes de insectos. En tanto que para la prevención de enfermedades transmitidas por roedores, debe recordarse que los mayores riesgos de contagio de estas enfermedades se producen con las inundaciones, cuando el agua anega las madrigueras de los mismos y los obliga a salir, creando un clima propicio para la aparición de enfermedades.

En ese marco, debe evitarse entrar en contacto con la orina de los animales, combatir las ratas, evitar la acumulación de basura, utilizar guantes y botas para desratizar, no bañarse en las aguas que pudieran estar contaminadas y evitar transitar sin botas de goma por lugares donde hay barro porque es probable que allí haya orina de roedores.

La leptospirosis es una enfermedad bacteriana caracterizada por cuadro gripal (fiebre acompañada de escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares y malestar general) y a veces puede presentarse con formas complicadas y graves (respiratorias, digestivas, neurológicas). Se transmite por contacto de la piel, especialmente si está lesionada, con agua, tierra húmeda, vegetación y escombros contaminados con orina o tejidos de animales infectados (roedores, caballos, vacas, cerdos y animales silvestres). Para prevenirla hay que evitar la inmersión (nadar o bañarse) en aguas (pozos o agua estancada) que puedan estar contaminadas con orina de animales. No se debe caminar descalzo en lodos, charcos o pantanos, y es menester mantener patios y terrenos libres de basura, escombros y leña.

En el caso del tétanos, como prevención debe tenerse en cuenta que ante de heridas y accidentes es importante contar con vacunas para prevenirlo. En niños, controlar que el calendario este completo y, de lo contrario, completar. En adultos con esquemas completo de la infancia, aplicar refuerzo si pasaron más de 10 años de la última dosis y presenten heridas cortantes. En adultos con esquemas incompletos y certificación, aplicar las dosis faltantes independientemente del tiempo transcurrido. En aquellos sin antecedentes, vacunar al iniciar esquema. Se recordó además que en circunstancias especiales, cuando lo disponga la autoridad sanitaria se recomendará la vacuna de Hepatitis A y la antigripal.

Te gustó? Compartilo!
Redaccion
Redaccion
Redacción de Firmat24
Top