Estás aquí

Asumió la nueva cúpula policial

“La tarea que ustedes llevan adelante es trascendente y sustancial, que está directamente relacionado con la calidad de vida de los ciudadanos”, dijo el vicegobernador Jorge Henn.

El gobierno de la provincia puso en funciones al nuevo jefe de la Policía, Rafael Grau, y a José Luis Amaya como subjefe. El acto se realizó en la sede del Instituto de Seguridad Pública (ISEP), ubicada en ruta nacional 11, Recreo Sur.

La ceremonia fue encabezada por el vicegobernador Jorge Henn; los ministros de Gobierno y Reforma del Estado, Rubén Galassi; y de Seguridad, Raúl Lamberto; el intendente de Recreo, Mario Formento; el secretario de Seguridad Pública, Gerardo Chaumont; los senadores del departamento San Cristóbal, Felipe Michlig; y de San Justo, Rodrigo Borla, entre otras autoridades. Además las autoridades salientes, Omar Odriozola y Raúl Ardiles, exjefe y subjefe respectivamente.

Henn señaló que “valoramos este acto como de profunda importancia institucional, porque cuando hablamos de instituciones entendemos que ellas están por encima de quienes circunstancialmente están al mando”, dijo el vicegobernador, quien agregó que “una política de seguridad no puede estar inmersa en el inmediatismo y la circunstancia, porque eso tiene que ver muchas veces con políticas demagógicas que no le cambian la vida a la gente”.

“También, cuando se habla de calidad institucional y de programas, estamos con una idea absolutamente diferente a esa mirada fundacional que tanto mal le hace al país, esa mirada que cree que la historia empieza cuando uno llega, sin entender que para que se puedan tomar determinadas decisiones es porque otros han estado trabajando”, expresó Henn.

“La tarea que ustedes llevan adelante es trascendente y sustancial, que está directamente relacionado con la calidad de vida de los ciudadanos, por eso la importancia que le damos –prosiguió–, y sabiendo que, sobre todo en la Fuerza policial, lo importante no son los discursos, sino los ejemplos. La ejemplaridad es la herramienta que tenemos para lograr hacer un aporte más a una sociedad que hoy está teniendo dificultades para resolver conflictos, es la capacidad que tenemos de sostener con nuestros propios hechos esos valores que necesitamos para construir, entre todos, un futuro más pacífico”, finalizó.

Plan y transformación policial

El ministro de Seguridad, Raúl Lamberto, expresó que “hoy generamos un cambio en la dirección general de la Policía de la provincia, Omar Odriozola y Raúl Ardiles nos acompañaron en la conducción como jefes policiales durante 2 años y 7 meses, tiempos en los que hubo transformaciones, cambios que son parte de un plan de seguridad”, lo que permite que “los jefes que ingresan tengan una realidad diferente”.

Lamberto recordó que actualmente hay 5 jefes de regiones y dos jefes provinciales que conforman la plana de conducción de la policía provincial, algo que “sin que la Fuerza pierda verticalidad, permitió planificar con anticipación la continuidad policial. Y en esta dinámica particular generamos un cambio que forma parte de una realidad trabajada, coordinada, elaborada y consensuada en el marco de una policía que se está transformando”, y agregó que “este camino no es fácil, pero tenemos que continuarlo”.

“Odriozola fue jefe en tiempos difíciles –prosiguió el funcionario–, no es lo mismo ser navegante en aguas tranquilas que serlo en tempestades, y quien tuvo esa virtud y se va con reconocimiento es porque ha dejado mucho. Se va reconocido, respetado y en un acto público, con una familia y todo el cuerpo policial acompañándolo, algo que dista de otros cambios que hemos vivido, y esto también es parte de lo que se va transformando. Les agradezco a los dos jefes policiales salientes, creo que se van por la puerta grande”.

Asimismo, el ministro aseguró que “los dos jefes entrantes tienen la formación y la capacidad para llevar adelante a la Policía de la provincia. Necesitamos liderazgos en la conducción de la Fuerza. La formación, la capacitación y la disciplina deben ser la línea directriz de las Fuerzas policiales, porque vamos a lograr tener una policía capacitada y formada, y que será la mejor policía que ha podido formar la provincia. Por eso debemos seguir en este camino”.

Finalmente, el titular de la cartera de Seguridad reconoció que “los tiempos de turbulencia no han pasado, pero cuando a la turbulencia se la afronta con programas de seguridad, cuando hay acompañamiento político de un gobierno como el del gobernador Bonfatti, y cuando hay jefes dispuestos a avanzar con las transformaciones, los tiempos empiezan a cambiar”.

Escuchar a la ciudadanía

El ministro Galassi dijo que “el gobernador (Bonfatti) tiene mandato hasta el 10 de diciembre y hasta el último día hay que gobernar. En un tema como la seguridad no hay transiciones como a veces se analiza desde afuera, se dispusieron estos cambios que en realidad estaban previstos, porque se sabe que hay una cantidad de años en servicio”.

“Estamos conforme -continuó- con la actividad que se venía desarrollando, Odriozola y Adiles son los Jefes que en los últimos 20 o 30 años han estado más tiempo a cargo de la Fuerza”.

Para finalizar, Galassi sostuvo que “nosotros vamos a seguir trabajando y escuchamos a la ciudadanía que nos demanda seguridad, hemos implementado innumerables políticas, sabemos que es una realidad compleja de todo el país pero acá se ha equipado la Fuerza, se la ha capacitado y se han creado áreas nuevas, vamos a seguir por ese camino”.

Hombres íntegros

El nuevo jefe de la Policía de la provincia indicó que “la sociedad necesita de nosotros, de nuestro esfuerzo, de nuestra decencia, de hombres íntegros que vistan el uniforme y lo lleven con orgullo, que no lo manchen, ni lastimen tristemente: para quienes desprestigien la fuerza, no habrá piedad al aplicar la ley”.

“Necesariamente debemos abordar los tópicos de forma multidicisplinaria, donde los distintos actores sociales y referentes del Estado nos encuentre integrados y más unidos que nunca al abordar la problemática que nos jaquea e involucra a todos. Sabiendo todo ello y ante tal escenario, se asume el compromiso y desafío que sin dudas se enfrentará con lo mejor de nosotros a través de una planificiación razonada y profundamente analítica”, remarcó Grau.

Por su parte, el jefe saliente Omar Odriozola, se refirió a sus 31 años de vida institucional y a su ya pronto pase de retiro: “Me retiro con el orgullo de haber podido ejercer en plenitud la conducción de la Policía de la provincia de Santa Fe” y agradeció al subjefe Ardiles por “sus muestras de compañerismo y lealtad desde el principio hasta el fin”.

También resaltó el apoyo de las autoridades políticas, puntualmente al ministro de Seguridad, Raúl Lamberto “por el respaldo en las situaciones más críticas” y el “firme apoyo moral en el ejercicio de mis responsabilidades”; como también al gobernador Antonio Bonfatti, “quien a través de su comprometida gestión lograra que la Policía hiciera un proceso de recuperación, eficiencia y autoestima; hecho que se ha logrado por el equipamiento integral de la misma, las reformas y la apertura del diálogo donde por primera vez la Policía ha sido escuchada en lo que hace a sus necesidades institucionales”.

Te gustó? Compartilo!
Top