Estás aquí

¿Cómo pueden crecer las exportaciones y producción de carne vacuna en Argentina en los próximos 10 años?

Por Julio Calzada- Raúl Milano
Bolsa de Comercio Rosario

Por Julio Calzada- Raúl Milano
Bolsa de Comercio Rosario

Argentina tiene un gran futuro en la ganadería vacuna. Según estimaciones que realizamos con ROSGAN, las exportaciones argentinas de carne bovina podrían crecer cerca de un 180% en 10 años, lo que implica una excelente tasa de crecimiento anual del 11%. Son valores realmente relevantes. La producción de carne vacuna en Argentina al 2027 podría alcanzar las 3,6 millones de toneladas con un crecimiento en 10 años del 29% en dicho período. China puede convertirse en el tractor de las ventas de carnes argentinas al exterior.

Argentina tiene enormes posibilidades de hacer crecer la ganadería vacuna en los próximos años, tanto en producción como en exportaciones. Esto surge de informes de perspectivas de largo plazo emitidos por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico junto a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (OCDE-FAO). A continuación mostramos las estimaciones para la carne vacuna argentina hacia el 2027, realizadas por el equipo de investigación de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) y el Mercado Ganadero (ROSGAN). Enumeramos además los aportes, en instrumentos y herramientas para acompañar el crecimiento del sector cárnico, que están desarrollando conjuntamente BCR Y ROSGAN. Finalmente, mostramos resumidamente la mirada hacia el futuro que presentan USDA y OCDE-FAO, en sus perspectivas sobre el negocio de carnes a nivel mundial.

Pregunta N°1: ¿Cómo podrían crecer las exportaciones argentinas de carne bovina a 10 años (2027)?

Respuesta: Habría un crecimiento muy importante. Según estimaciones de la BCR/ROSGAN, las exportaciones podrían crecer 180% en 10 años, lo que implica una excelente tasa de crecimiento anual del 11%. Son valores realmente relevantes.

Como puede verse en el cuadro respectivo, tanto OCDE-FAO como USDA estiman que las exportaciones de carne vacuna de Argentina podrían registrar un alto crecimiento en los próximos 10 años. Según el USDA, las exportaciones podrían pasar de 280 mil toneladas en el 2017 (tn métricas CWE) a 517 mil en el 2027. El crecimiento interanual sería del 85%, una cifra importante.

Por otra parte, OCDE-FAO estima que las ventas al exterior de nuestro país podrían pasar de 300 mil toneladas CWE en el 2017 a 622 mil en el 2027 (tonelada métrica equivalente a res con hueso). En la visión de estos organismos, el incremento interanual sería del 107%.

Hay que tener presente este dato: según informes del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), las exportaciones de carne bovina argentina correspondientes al año 2017 alcanzaron un valor aproximado a 1.298 millones de dólares, resultando un 24,1% superior a los 1.047 millones de dólares obtenidos en el año 2016. Este importante incremento obedeció a mayores tonelajes exportados y no a mayores precios, lo cual es una muy buena noticia para Argentina. El precio promedio de exportación correspondiente al año 2017 fue moderadamente inferior (-6,3%) al observado a lo largo del periodo enero – diciembre del año 2016. En volúmenes físicos, las exportaciones de carne vacuna durante el año 2017 se ubicaron en cuantías significativamente superiores a los registros del año 2016: tuvieron una variación positiva del +32,5%.

La Bolsa de Comercio de Rosario y ROSGAN, en base a consultas realizadas a operadores y especialistas del sector, consideran que las exportaciones de carne vacuna podrían pasar de 312 mil tn en el año 2017 a 870.000 tn en el 2027. El crecimiento interanual podría ubicarse en el 180%, cifra equivalente al doble del promedio de las estimaciones de la OCDE-FAO y el USDA. La tasa de crecimiento anual acumulativa de las exportaciones (estimada por BCR/ROSGAN) sería del 11%, un valor realmente muy importante. Un verdadero shock positivo de exportaciones.

Pensemos que si en un año como el 2017 se observó un crecimiento del 32,5% en los volúmenes físicos vendidos al exterior, consideramos factible alcanzar un crecimiento en 10 años del 180%, partiendo de tonelajes exportados relativamente modestos.

Recordemos otros datos que muestran la relevancia que tienen las exportaciones de este sector. Como dijimos antes, en el 2017 según el IPCVA, el valor de los embarques de cortes enfriados, congelados, y carne procesada alcanzó los 1.298 millones de dólares, para 208 mil toneladas peso producto. El precio FOB promedio por tonelada para el periodo en cuestión fue de aproximadamente USD/tn 9.361 para los cortes enfriados sin hueso y de USD/tn 4.682 para los cortes congelados sin hueso. Son cifras relevantes para la balanza comercial argentina por tonelada exportada.

Pregunta N°2: ¿Cómo podría crecer la producción de carne vacuna en Argentina a 10 años (2027)? ¿Cómo evolucionaría el consumo local?

Respuesta: Según nuestras estimaciones, en 10 años la producción nacional de carne vacuna podría crecer un 29% superando los 3,6 millones de toneladas en el año 2027. Esto implicaría una óptima tasa de crecimiento anual acumulativa de la producción del 3%. Son registros alentadores.

En materia del consumo interno, estimamos que el crecimiento podría llegar a ser del 10% en 10 años. Pasaría de 2.530.000 tn en el 2017 a 2.789.000 tn en el 2027. Coincide nuestra estimación con la tasa de crecimiento anual prevista por el USDA y la OCDE-FAO para el consumo argentino en los próximos 10 años. ​

Según nuestras estimaciones, en 10 años la producción nacional de carne vacuna podría llegar a crecer un 29%, pasando de 2.842.000 tn en el 2017 a más de 3.660.000 toneladas en el año 2027. Esto implicaría una óptima tasa de crecimiento anual acumulativa de la producción argentina del 3%. Es un muy buen registro.

En materia de consumo interno, conforme consultas realizadas a especialistas y operadores, estimamos que crecería en línea con las predicciones USDA y OCDE-FAO: aproximadamente 10% en 10 años. Se movería de 2.530.000 tn en el 2017 a 2.789.000 tn en el 2027.

Pregunta N°3: ¿Quién podría traccionar este fuerte aumento en las exportaciones previsto para los próximos 10 años?

Respuesta: Varios países pero principalmente, la República Popular China.

En el año 2017, la República Popular China resultó el principal destino de las carnes argentinas, en volumen, con aproximadamente 96 mil toneladas, seguido por Chile -27 mil toneladas- y luego por Alemania -22 mil toneladas. Si se comparan los embarques del año 2017 con los correspondientes al 2016, los destinos de China y Rusia muestran las mayores tasas de crecimiento. Chile y Brasil muestran aumentos más moderados y hubo alzas de los volúmenes embarcados hacia los destinos de la Unión Europea, con un crecimiento más fuerte en el caso de Italia y los Países Bajos. Se espera que estos países sigan siendo compradores importantes de la carne vacuna de nuestro país.

China genera enormes expectativas positivas para las exportaciones argentinas. El IPCVA recientemente mostró los resultados de los estudios ejecutados por la consultora internacional Asian Agribusiness Consulting (AAC) (encargado por el IPCVA) en la República Popular China y Hong Kong. El estudio incluyó investigaciones y entrevistas entre importadores, distribuidores, supermercadistas y consumidores junto con el comercio electrónico. Del mismo se desprenden interesantes conclusiones para las ventas externas de nuestro país, tales como:

a) China representa más del 50% de las exportaciones argentinas y hay un enorme potencial para posicionarse como proveedor de carne de alta calidad con excelentes precios.

b) Los habitantes del gran país asiático actualmente consumen apenas seis kilos de carne vacuna por año y pasaran a comer 8,1 kilos en 2027. La consultora recuerda que se trata de un mercado de más de 1.300 millones de habitantes que no se autoabastece y no podrá hacerlo –a pesar de las iniciativas gubernamentales al respecto- al menos en el corto y el mediano plazo. El mercado chino es muy complejo y diverso, y el crecimiento de la economía está promoviendo cambios vertiginosos en las tendencias de la alimentación, con mayor demanda de proteínas rojas.

c) En el mercado chino coexisten sistemas de comercialización tradicionales (en los que se vende carne “caliente”, casi sin cadena de frío) con una creciente venta en grandes supermercados y el “boom” del comercio electrónico, al tiempo que presenta diferencias culturales y gastronómicas muy marcadas en las diferentes regiones del país. La carne vacuna comienza a ser vista como proteína de muy alto valor en un mercado dominado por el consumo de cerdo.

d) Las ciudades más grandes, como Beijing, Shanghai y Guangzhou son las de mayor consumo de carne vacuna. El 50% de los encuestados en esas ciudades consumen carne una o dos veces por semana, mientras que en las más pequeñas sólo lo hace el 38%. En las grandes ciudades, asimismo, el 42% compra carne en supermercados modernos y no en los tradicionales.

e) En el Gigante Asiático hay 11 millones de pequeños productores que poseen 53 millones de cabezas de ganado, con una producción de 7,2 millones de toneladas de carne en 2016. La competencia aumentará tanto en los mercados refrigerados como congelados y también se pronostica que la producción local aumentará aunque a un ritmo que no alcanzará a abastecer la demanda, al menos en el largo plazo.

f) Hay 16 países habilitados para exportar carne vacuna a China. De ellos, Australia, Estados Unidos y Nueva Zelanda (los que hace más tiempo trabajan en ese mercado) son los mejor posicionados en el segmento de alta calidad, mientras que la Argentina, Brasil y Uruguay aparecen como grandes jugadores de la venta de carne vacuna a granel, para industria. Estos seis países representan en conjunto más del 95% de la carne que importa China. Más del 90% de la carne que importa China es congelada y sin hueso, quedando un pequeño nicho de carne fresca de alto valor que hoy ocupan Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos.

g) En 2017, la República Popular China importó 688.000 toneladas de carne vacuna, previéndose que ese número superará el millón de toneladas en menos de 10 años.

Pregunta N°4: ¿Qué está haciendo la Bolsa de Comercio de Rosario, ROSGAN y ROFEX para ayudar al crecimiento y fortalecimiento de la cadena de carne vacuna?

La Bolsa de Comercio de Rosario, Rofex y ROSGAN están convencidos de las excelentes perspectivas que tiene la ganadería vacuna argentina en los próximos 10 años y ha diseñado una serie de instrumentos para colaborar con el fortalecimiento y desarrollo de esta actividad. Al margen de la creación de ROSGAN en el año 2008 -el primer mercado televisado de ganado de Argentina-, las herramientas implementadas son:

• Contrato de Futuros y Opciones sobre Índice Ternero ROSGAN. Emprendimiento ROSGAN-ROFEX- MATBA

En el sector ganadero es importante poder definir la rentabilidad del negocio mucho antes de tener la producción terminada. Teniendo en cuenta la magnitud del sector ganadero en la economía nacional y la importancia que el factor precio tiene en la rentabilidad final, tener herramientas de cobertura de precios es de gran relevancia. Las características del mercado ganadero local hacen óptima la utilización de contratos de futuros con liquidación en efectivo (cash settled), contando con un mercado spot como referente válido de precios como lo es ROSGAN.

El “Futuro Índice Terneros Rosgan” es un contrato de futuros desarrollado por ROFEX y MATBA que permite cubrir los precios de recompra de la invernada. Es un contrato que ajusta por diferencias de precio (se cobra o se paga) y se ajusta contra el Precio Indice Rosgan de la categoría terneros subastados en sus rondas mensuales en la BCR. De esta forma, se obtiene un valor de referencia para la compra/venta del kg de invernada disponible o spot y gracias a ese valor se puede negociar y ajustar operaciones a término. Los dos grandes actores para este contrato son los feedloteros y los frigoríficos exportadores.

Las características de este contrato de futuros son:

Activo subyacente: Categoría ternero del PRECIO ÍNDICE ROSGAN
Tamaño del contrato: Será igual a 1.000 kilogramos de peso en pie
Moneda de negociación y cotización: Cada contrato será denominado, cotizado, negociado, registrado, ajustado y compensado en pesos argentinos. La cotización se realizará en pesos por kilo en pie, con dos decimales. La unidad de negociación será un (1) Contrato de Futuros.
Series Disponibles: se podrán listar series con vencimiento en cada uno de los meses del año.
Vencimiento y último día de negociación: Será el primer día del remate mensual de ROSGAN. 1.7.
Forma de liquidación: No habrá entrega física del producto Índice Ternero ROSGAN para los contratos que continuaran abiertos al final del último día de negociación. Estos se liquidarán entregando o recibiendo, según corresponda, dinero en efectivo en pesos que cubra la diferencia entre el precio original del contrato y el precio de ajuste final determinado por el precio promedio ponderado para la categoría ternero del PRECIO ÍNDICE ROSGAN correspondiente al mes del contrato.

• Contrato de Futuros y Opciones sobre Novillo en Pie en pesos 1. Emprendimiento ROSGAN-ROFEX- MATBA

Este es otro contrato de futuros y opciones desarrollado por las entidades mencionadas. Las características del mismo son:

Activo subyacente: Novillos en pie comercializados en el Mercado de Liniers S.A. que reúnan las siguientes condiciones: 1. Novillos mestizos con peso superior a 400 Kgs. 2. Novillos overo negro de cualquier peso 3. Novillos cruza cebú de cualquier peso 4. Novillos cruza Europea de cualquier peso 5. Novillos conserva de cualquier peso 1.2.
Tamaño del contrato: Será igual a 1.000 kilogramos de peso en pie.
Moneda de negociación y cotización: Cada contrato será denominado, cotizado, negociado, registrado, ajustado y compensado en pesos argentinos. La cotización se realizará en pesos por kilo en pie, con tres decimales.
La unidad de negociación será un (1) Contrato de Futuros.
Series Disponibles: se podrán listar series con vencimiento en cada uno de los meses del año.
Forma de liquidación: No habrá entrega física del producto Novillo en Pie para los contratos que continuaran abiertos al final del último día de negociación. Estos se liquidarán entregando o recibiendo, según corresponda, dinero en efectivo en pesos que cubra la diferencia entre el precio original del contrato y el precio de ajuste final determinado por el precio promedio ponderado por el volumen diario en kilogramos para las categorías definidas anteriormente, al cierre de las operaciones de los días lunes, martes, miércoles y viernes de la semana de vencimiento del contrato.

• Forward ganadero ROSGAN

Para poder colaborar con el objetivo de incrementar la producción y exportaciones de carne vacuna, ROSGAN (Mercado Ganadero de Rosario) y la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) han instrumentado el denominado “forward ganadero”. Parte de una premisa básica: para poder producir y exportar más, la cadena necesita más financiamiento y certidumbre. A eso apunta esta herramienta. Se trata de un instrumento que permite a un frigorífico o feed-lot comprar anticipadamente con entrega futura de la mercadería, acotando los riesgos del aprovisionamiento y dando previsibilidad. A la vez permite que entidades bancarias o el mercado de capitales otorguen financiamiento, adelantando fondos a los productores ganaderos y/o compradores.

El sector presenta una debilidad estructural: ha funcionado casi con exclusividad en Argentina con financiamiento de los propios actores. El Forward Ganadero permitirá dar más previsibilidad y certeza a la cadena de ganados y carnes de nuestro país al aportar fondos al sistema. La posibilidad de negociar forward ganaderos en el marco de la Bolsa de Comercio de Rosario implica una serie de beneficios para los distintos actores involucrados en la cadena productiva y comercial del sector. Algunos de los más relevantes son:

Posibilita a los productores ganaderos (establecimiento de cría) acceder a financiamiento que le permitirá solventar los costos operativos de los últimos meses del ciclo antes de la venta del ternero a feed lot o invernadores. La misma posibilidad existe para aquellos productores que requieran fondos para preparar el “gordo” que finalmente será vendido a un frigorífico de exportación.
Al tratarse de un contrato formal, estandarizado y registrado en Bolsa, el costo del financiamiento al productor ganadero se reduce, beneficiando a los distintos eslabones de la cadena.
Permite también que los consignatarios o entidades bancarias puedan financiar a los productores ganaderos, dando formalidad a operaciones que habitualmente se celebraban sin instrumentación.
Es una herramienta que pueden utilizar los consignatarios de ROSGAN, en la búsqueda de nuevos y mejores productos y servicios para sus clientes.
Permite la participación de entidades bancarias, que pueden ofrecer fondos a los productores contra la cesión de los derechos de cobro que emergen del forward. Esta cesión puede efectuarse contractualmente, extendiendo los beneficios de la registración en Bolsa al nuevo beneficiario.
Estos contratos pueden permitir a los productores ganaderos el acceso al mercado de capitales al poder instrumentarse financiamiento a través de un fideicomiso financiero, con cesión de derechos de cobro futuros al fiduciario. Esto le permite al mercado de capitales regional canalizar los excedentes a proyectos productivos de la propia región.
Se gana seguridad, transparencia y legalidad, al formalizarse los contratos, registrarse en Bolsa y contar con los servicios del tribunal de Arbitraje de ROSGAN. El tribunal de arbitraje reduce los costos de judicialización de los conflictos, al alcanzar una solución vía mediación con la opinión de expertos en el tema.
El operador de feed lot o invernador o el frigorífico de exportación puede asegurarse el abastecimiento de animales en tiempo y forma. Además, el acceso al financiamiento por parte del productor ofrece mayor seguridad en la entrega final de los animales, al coadyuvar a la óptima administración de recursos destinados a alimentación, sanidad, inseminación artificial, etc.
El productor ganadero, al hacerse de los fondos con anticipación, puede lograr mejores condiciones comerciales en la compra de insumos.
Se incrementa la previsibilidad empresaria del feed lot o frigorífico exportador, ya que con este contrato puede asegurar el precio de compra del ternero. Si además, estas empresas realizan cobertura del precio de la alimentación del ganado tendrán baja exposición a riesgo precio en sus principales componentes de costos operativos, como lo son la compra del ternero y alimentación.
Incide positivamente en el aumento de la producción, la mejora en los índices de preñez, incremento en la utilización de los métodos de inseminación artificial, al tener previsibilidad de que los terneros ya están vendidos con precio cierto.
Colabora en la gestión de largo plazo del emprendedor ganadero, propiciando la introducción de mejoras en los campos e inversiones en infraestructura.

• Precio Índice ROSGAN, Único en el país.

Rosgan puso en marcha en 2010 el único indicador de precios de invernada y cría de la República Argentina: el Precio Indice Rosgan. Dicho indicador, realizado en conjunto con la Facultad de Ciencias Económicas y Estadística de la Universidad Nacional de Rosario, es referencia clave del sector ganadero en materia de precios. Este índice otorga previsibilidad y certeza, y es utilizado en el interior del país para celebrar numerosas operaciones comerciales.

Pregunta N°5: ¿Qué opinan la OCDE-FAO y el USDA sobre el mercado de carnes a 10 años?

El informe de perspectivas de largo plazo de OCDE-FAO considera que la PRODUCCION mundial de carnes será un 15% más alta en 2027, en relación con el período base (promediando años 2015 a 2017). Prevé que los países en desarrollo realizarán el mayor aporte al crecimiento global, intensificando el sistema de alimentación con granos.

La carne avícola seguirá siendo el principal motor del crecimiento en la producción total de carnes, aunque con un menor ritmo de desarrollo que en la década anterior. China recuperaría su liderazgo en el crecimiento de la producción aviar global, retornando a volúmenes históricos de producción, luego de verse particularmente afectado en los últimos años por varios brotes de Influenza Aviar (IA).

En el sector de la carne bovina, el stock ganadero se ha reconstruido más rápido de lo esperado en América del Norte, Australia y Brasil, lo que conducirá en los próximos años a un aumento de faena y de suministros de carne en el mercado mundial. China también hará su aporte al crecimiento de la producción, acelerando la expansión de rebaños, frenada anteriormente por estrictas restricciones regulatorias ambientales y de bienestar animal. También se espera que la producción aumente en el sector de la carne ovina, con un crecimiento mundial anual esperado del 1,8%, una tasa más alta que en la última década.

Para las carnes argentinas, OCDE FAO estima un incremento acumulado de producción al 2027 del 21% para el tipo bovino, 24% para el porcino y 23% para las aves.

A nivel mundial, OCDE FAO espera que el COMERCIO de carne permanezca constante, en torno al 10% de la producción global, durante el período de proyección, y – al igual que USDA – prevé una mayor expansión para la carne avícola, debido a que es una fuente de proteína cárnica de menor costo. La demanda de importaciones se mantendrá fuerte durante todo el período de las perspectivas, especialmente desde Asia y África.

USDA anticipa que cinco regiones representarán casi el 45% del aumento de las importaciones mundiales de carne hasta 2027/28, África Subsahariana, Occidental y del Norte, Sudeste Asiático, Medio Oriente y América Central y el Caribe.

Para las exportaciones mundiales de carnes, durante el período de proyección, OCDE FAO estima que los países desarrollados seguirán representando más de la mitad de las ventas externas, aunque su participación disminuirá ligeramente. La participación combinada de los dos principales países exportadores de carne, Brasil y Estados Unidos, ascenderá al 47%, contribuyendo casi con dos tercios del aumento global.

Respecto a las exportaciones argentinas de carnes para el horizonte temporal analizado, OCDE FAO anticipa un excelente performance para las carnes bovina y aviar, con un crecimiento acumulado del 107% y 141% respectivamente. Contrariamente para la carne porcina anticipa una retracción de los volúmenes a exportar. El organismo además hace referencia en su informe al liderazgo exportador de carnes de Argentina en el 2017, junto a otros jugadores importantes.

Según USDA, Las exportaciones avícolas de los principales países proveedores aumentarán casi 28% (2.9% anual), las de carne vacuna un 20% (2,1% anual) y del tipo porcino se expandirán más del 18.5% (1,9% anual). Para Brasil, primer exportador de carne vacuna y de pollo del mundo, USDA proyecta exportaciones bovinas creciendo al 4.7% por año y avícolas creciendo al 4,2% anual.

Según OCDE FAO, el crecimiento del CONSUMO per cápita se incrementará en 2,8 kg en los países desarrollados y la mitad en los países en desarrollo. A largo plazo, la demanda de proteína animal de carnes rojas bovina y ovina crecerá en función del aumento de los ingresos de los consumidores de los países en desarrollo, en desmedro del consumo de carnes de ave y cerdo.

USDA, por su parte, estima que el consumo mundial de carnes aumentará 14%, con las economías en desarrollo representando más del 80% del aumento. Solo China, Brasil, India y Estados Unidos representan casi la mitad del aumento proyectado para el consumo mundial de carnes hacia 2027/28, y se abastecerán fundamentalmente con el aumento de sus propias producciones. Agrega además que el consumo global de carne de aves (el más bajo de los tres tipos principales de carne) aumentará a mayor ritmo (2% tasa anual) que el de las carnes de cerdo (1,2% por ciento) y bovina del 1% anual. Para la Argentina informa que se encuentra entre los países con el crecimiento anual más lento proyectado para el consumo de carne.

Para los PRECIOS, las perspectivas de este año de OCDE FAO proyectan una expansión en el suministro de carne que debería provocar una disminución en los precios de la carne a corto plazo (vs p. base). A mediano y largo plazo, los precios se fortalecerán a medida que el consumo per cápita de carne se expanda en los principales países en desarrollo, en particular en América Latina y Asia.

Para el año 2027 se estima que los precios nominales promedio de las carnes aumentarán. Medidos en dólares estadounidenses por tonelada equivalente a res con hueso (CWE), llegarían a 4.000 para la carne bovina, 3.900 para la ovina, 1600 para la carne porcina y 1700 para las aves. En términos reales, se espera que los precios bajen para todos los tipos de carne, aunque los márgenes de rentabilidad se mantendrían dentro de los niveles históricos.

Te gustó? Compartilo!
Top