Estás aquí

El fin de una etapa: 27 años después de su apertura, dejan de cobrar los peajes en Venado y Casilda

Desde las 22 de este martes, un total de 80 familias repartidas entre los peajes de las ciudades de Venado Tuerto y Casilda, miran con incertidumbre hacia el futuro.

Desde las 22 de este martes, un total de 80 familias repartidas entre los peajes de las ciudades de Venado Tuerto y Casilda, miran con incertidumbre hacia el futuro. Y es que 27 años después de realizado el primer cobro, dejarán de funcionar las cabinas de peaje instaladas sobre la ruta 33.

El motivo, obedece a que el mantenimiento de la traza recae ahora sobre el consorcio encabezado por la constructora Helport, responsable de la obra de la autopista que unirá a Rufino con Rosario. Quien estará a cargo de la concesión será la empresa Corredor Panamericano II.

Se supo que seguirá adelante el servicio de Seguridad Vial, la balanza y que habrá seis meses de plazo para demoler las isletas actuales que quedan sobre la ruta. También debe ser retirado el techo, semáforos, cartelería y barreas.

El delegado gremial y representante zonal del Sindicato Unico de Trabajadores de Concesiones Viales (Sutracovi), Eduardo Iturbe dijo que están a la espera para ver “dónde” van a ser reubicados. O bien si van a tomarse un tiempo en sus casas hasta conocer los nuevos lugares de trabajo “o las formas en que se pueda concretar”. Hasta el momento, siguen sin tener novedades.

En teoría, el 2 de agosto firmarían un nuevo contrato en la delegación rosarina del Ministerio de Trabajo de la Nación, para que los empleados decidan luego si aceptan la indemnización o quieren continuar trabajando, manteniendo antigüedad, sueldo, pero sin tareas específicas. En Venado son 40 los empleados, al igual que en Casilda, que ingresan en una nueva etapa.

”Es un sentimiento especial. Sinceramente estoy shockeado. Nunca esperé que esto se fuese a terminar. Hay gente con más de 20 años trabajando que está desde el primer día. Aun no lo pueden creer, que termine el trabajo de esta forma. Es angustiante. Tememos que sea un despido encubierto”.

Vale señalar que en el marco de los compromisos asumidos con la firma del contrato, el consorcio encabezado por el Grupo Eurnekian deberá ocuparse -mientras se extienda la ejecución de la autopista- del mantenimiento de los casi 800 kilómetros de la actual ruta nacional 33, entre Bahía Blanca y Rosario. Esto incluye la continuidad laboral de los empleados del corredor vial, donde se encuentran las estaciones de peaje de Venado Tuerto (Km 637) y Casilda (Km 570).

Nota y fotos: Pablo Rodríguez/ Transmedia VT
Te gustó? Compartilo!
Top