Estás aquí

«La obesidad afecta a más del 50% de la población de nuestro país”

La coordinadora del Programa de Enfermedades Crónicas no Transmisibles recordó que “actualmente, las enfermedades crónicas no transmisibles son las más prevalentes y constituyen un enorme riesgo para la salud de las personas.

El Ministerio de Salud, a través del Programa de Enfermedades Crónicas no Transmisibles (ECNT), dependiente de la dirección de Promoción y Prevención de la Salud, llevó a cabo un encuentro para el personal de salud del Nodo Rosario, sobre los temas obesidad y sobrepeso.

El objetivo de la actividad, realizada este lunes en el SUM de la sede de gobierno en Rosario, fue difundir información que permita alcanzar una mejor calidad de vida de la ciudadanía a través de una dieta sana y equilibrada, fomentando controles médicos y actividad física.

En la oportunidad, la coordinadora del Programa ECNT para los nodos Rosario y Venado Tuerto, Bibiana Davini, recordó que “actualmente, las enfermedades crónicas no transmisibles son las más prevalentes y constituyen un enorme riesgo para la salud de las personas. Dentro de las mismas, la obesidad preocupa dado que afecta a más del 50% de la población de nuestro país”.

“Los riesgos de sufrir obesidad o sobrepeso por alimentación inadecuada o inactividad física constituyen un problema debido a que aumentan las posibilidades de padecer diabetes y enfermedades cardiovasculares o respiratorias que pueden convertirse en afecciones crónicas”, sostuvo Davini.

Desde el Programa de ECNT notificaron que este tipo de encuentros se realizarán un viernes por mes, con distintos referentes de los equipos de salud de atención primaria para dialogar sobre alimentación en general y, en particular, de alimentación para diabéticos, hipertensos y celíacos, entre otros.

Recomendaciones

<< Incluir diariamente la mayor variedad de alimentos como lácteos, carnes, verduras, frutas, cereales, legumbres y aceites para recibir todos los nutrientes que estos nos aportan.

<< Tomar agua potable ya que nuestro cuerpo la necesita para transportar sustancias esenciales, tratando de tomar al menos ocho vasos al día, aunque hay que considerar que se puede hidratar a través de caldos, sopas, infusiones, jugos, mates y toda alimento que contenga agua.

<< Consumir vegetales y frutas de todo tipo y color, tratando de comer una vez al día una porción cruda, para recibir el aporte de distintas vitaminas, minerales y fibra, un nutriente que favorece la evacuación intestinal, prolonga la sensación de saciedad y ayuda a mejorar los valores de glucemia y colesterol en la sangre.

<< Evitar agregar mucha sal a las comidas y, al cocinar, usar hierbas y especias para darle sabor a las comidas. Evitar comer frecuentemente alimentos salados como fiambres y embutidos, quesos semiduros y duros, salchichas, pan, galletitas, productos envasados y enlatados, productos de copetín como papas fritas, palitos salados, etc.

<< Consumir menos alimentos con grasas, sobre todo las que se encuentran en los de origen animal, que también tienen colesterol. Se recomienda eligir grasas de mejor calidad que se encuentran en aceites, semillas y frutas secas, las cuales no tienen colesterol y ayudan a disminuirlo en el organismo.

<< No consumir tanta cantidad de azúcar, ya que aporta solo energía pero no otros nutrientes importantes para el organismo, favoreciendo el desarrollo del sobrepeso y la obesidad, además de generar la aparición de caries dentales. Es necesario no hidratarse diariamente con bebidas azucaradas como las gaseosas.

<< Consumir diariamente leche, yogur o queso, preferentemente descremados, o preparaciones que los contengan como los flanes, ya que aportan calcio, un mineral que ayuda a endurecer huesos y dientes, así como también proteínas de muy buena calidad, necesarias para crecer.

<< Consumir cereales preferentemente integrales; legumbres como porotos, porotos de soja, garbanzos y lentejas; y vegetales como papa, batata, choclo y mandioca incluidos en distintas preparaciones. Todos estos alimentos son importantes porque aportan energía además de fibra.

<< Es muy importante complementar una alimentación saludable con un mínimo de 30 minutos diarios de actividad física. Hay que moverse siempre que se pueda, ya sea usando las escaleras, andando en bicicleta, caminando, haciendo mandados o trámites, practicando algún deporte, bailando, patinando, jugando, etc.

Te gustó? Compartilo!
Top