Estás aquí

Presentaron la traza

Unas 200 personas participaron de la audiencia pública en el marco de los estudios y elaboración del proyecto ejecutivo de la Autopista Rosario-Rufino. Conocé cuál es la traza que cruzará por Firmat.

Tal como estaba previsto, el jueves por la mañana,  la Dirección Nacional de Vialidad concretó en Firmat una nueva consulta pública en el marco de los avances de los estudios y elaboración del proyecto ejecutivo de la Autopista Rosario-Rufino para la Ruta Nacional Nº 33.

El encuentro -que se desarrolló en la Sala Cultural- contó con 24 expositores y  la presencia de numerosas autoridades y vecinos del tramo inscripto en esta tercera consulta, que corresponde al trayecto de Chovet a Colonia Las Flores.

Representantes de Vialidad Nacional destacaron el sentido participativo y democrático de estas reuniones, donde la comunidad y sus entidades pudieron expresarse con aportes y solicitudes en relación a la futura Autopista.

Al respecto, vale recordar que el Estado Nacional sustenta con una inversión de 18 millones de pesos la elaboración de los proyectos ejecutivos de la Autopista Rosario-Rufino. En cuatro contratos de consultoría, estos estudios darán como resultado ocho pliegos para licitar en igual cantidad de tramos la construcción de los 250 kilómetros de Autopista que unirá a Rosario con Rufino.

Luego del estudio de las posibles trazas y ubicación de accesos e intercambiadores, estas alternativas son expuestas a las comunidades. Este mecanismo participativo es una premisa establecida por Vialidad Nacional y el
Ministerio de Planificación Federal para obtener proyectos ejecutivos consensuados, a la par de poseer una herramienta que permita al Gobierno de la Nación obtener las fuentes de financiamiento –propias o externas– que permitan licitar la obra, con un diseño y presupuesto final acotado.

En sentido, organismos multilaterales internacionales exigen la realización de consultas públicas para aprobar líneas de crédito de infraestructura.

Este motivo, y los objetivos del Gobierno Nacional de informar a las comunidades beneficiadas con las obras y recabar sus inquietudes, llevaron a programar cuatro consultas para la Autopista de Ruta 33.

En el caso de Firmat fue el tercer encuentro, en tanto ya se concretaron en las semanas previas sendas reuniones en Rufino y Venado Tuerto. Resta para concluir esta etapa la consulta a realizarse el jueves 1º de agosto en Casilda.

Por su parte, para dar continuidad a los estudios y elaboración de los proyectos, Vialidad Nacional evaluará y contestará por escrito cada una de las preguntas y requerimientos de los asistentes a las consultas. Sobre la base de conclusiones técnicas, determinará la traza de la Autopista.

Definida esta etapa las consultoras avanzarán con la confección de los anteproyectos, los que una vez controlados y visados por el Vialidad Nacional, desencadenarán en los proyectos ejecutivos de la obra. Con todo, los
pasos se sostienen dentro de los plazos contractuales previstos.

La traza entre Chovet y Colonia Las Flores

En la exposición de los representantes de Vialidad Nacional y los consultores se brindaron detalles constructivos generales de la Autopista, de dos carriles por mano, con dos calzadas y banquinas internas y externas
pavimentadas, cantero central y calles colectoras paralelas. Para mejorar la conectividad transversal de los caminos rurales y rutas provinciales, se prescribe la construcción de cruces con puentes y ramas de ingreso y egreso a la vía principal cada aproximadamente cinco kilómetros. En cuanto al derrotero de futura Autopista, se puede adelantar que la traza indicada por los estudios viene desde Venado Tuerto en forma paralela a la actual Ruta 33 por el noroeste. Luego de cruzar la ruta provincial Nº 93 y Firmat, la Autopista continuará hacia el este para trasponer por sobre la Ruta 33, entre Firmat y Villada, y de allí continuar hacia Rosario pero por el sureste de la vía de comunicación existente. En estos dos cruces se establecerán intercambiadores que oficiarán de acceso a Firmat.

Por otro lado, para minimizar las expropiaciones se seguirán en gran medida los caminos rurales ya establecidos, con accesos desde el sur a Villada, Chabás, y Sanford, para el tramo expuesto que continuará hacia el tramo siguiente desde la zona de Colonia Las Flores. Asimismo, se construirá un intercambiador con la Ruta Nacional Nº 178, que la doble vía cruzará unos kilómetros al sur de la actual Ruta Nacional Nº 33.

Autopista y no autovía

La ingeniera Elisabet Martí explicó a los presentes la diferencia entre autopista y autovía. Según dijo, «la autopista es un escalón superior a la autovía» y se define como «una carretera con control total de los accesos«.

«En una autopista, el frentista no puede ingresar directamente a la calzada sino que lo debe hacer por los intercambiadores o intersecciones que están a distinto nivel y que se encontrarán cada 5 o 6 kilómetros»  indicó.

La traza elegida

El ingeniero Mario Noste -de una de las empresas concesionarias de los estudios- contó que se analizaron tres alternativas de trazado. Además, habló sobre los elementos que se tuvieron en cuenta para descartar dos opciones y elegir una.

Entre ellos mencionó: «tratar de pasar por caminos rurales existentes»; «no afectar las mejoras existentes»; «evitar afectación de parcelas que crucen diagonalmente una propiedad»; «priorización de terrenos bajos que tengan menor valor productivo»; «respetar bosques y árboles añosos»; «accesos a las poblaciones afectadas, rutas existentes y cruces de ferrocarriles».

El tramo comprendido entre el acceso a Chovet y Colonia Las Flores tiene una longitud total de 65 kilómetros. De ese total, Noste remarcó que unos 40 kilómetros (equivalentes al 62% de la traza) se van a construir sobre caminos rurales existentes.

Del resto, unos 13 kilómetros (21%) afectarían parcelas de bajo valor productivo y unos 11 kilómetros (17%) harían lo propio con lotes de alto valor productivo.

Te gustó? Compartilo!
Top