Estás aquí

Triquinosis: reiteran medidas de prevención ante un nuevo brote

Es una enfermedad parasitaria transmitida por un gusano que infecta con sus larvas, los músculos de diferentes mamíferos, formando quistes.

En virtud del brote de Triquinosis recientemente detectado en la provincia de San Luis, el Área de Seguridad Alimentaria recuerda las medidas de prevención:

La trichinelosis/triquinosis es una enfermedad parasitaria transmitida por un gusano que infecta con sus larvas, los músculos de diferentes mamíferos, formando quistes. El mayor riesgo para el hombre es el consumo de carne de cerdo infectada y sus derivados. El cerdo se infecta al comer carne parasitada con quistes, cuando es criado en malas condiciones de higiene y alimentación.

El hombre se enferma al consumir carne de cerdo infectada, mal cocida o cruda. También al comer fiambres y embutidos, salados o ahumados (jamón crudo, panceta, bondiola, salames, etc.) sin el rótulo correspondiente. Es importante aclarar que el salado o ahumado no destruyen el parásito de la trichinelosis. Además, esta enfermedad no puede detectarse en el animal vivo, solamente después de la faena analizando en laboratorio una muestra de determinados músculos del cerdo.

Se aconseja:

-Analizar los cerdos faenados cuando se realizan carneadas o facturas familiares siempre que sean para consumo propio no comercial.

-Adquirir productos sólo en comercios seguros y no a vendedores ocasionales, estacionales, ambulantes,informales, en vehículos con modalidad delivery (puerta a puerta), donde desconocemos procedencia, manipulación, higiene.

-Adquirir sólo productos identificados: rótulos (etiquetas) con datos del elaborador.

-Cocinar la carne de cerdo en todo su volumen, quedando de coloración blanquecina y su jugo transparente.

Los síntomas pueden aparecer entre los 5 y los 60 días posteriores a la ingestión del alimento contaminado, siendo los más frecuentes dolores musculares, edema (hinchazón) de los párpados y fiebre; también se puede desarrollar dolores abdominales, náuseas, vómitos y diarrea. En los casos leves, puede confundirse con un cuadro gripal.  

La  seguridad de los alimentos es responsabilidad de todos los actores involucrados en su elaboración, desde la producción hasta el consumo. Entre todos, construimos la salud.

Te gustó? Compartilo!
Top